Un combo peligroso para el ambiente y la vida

Foto/DC.

Debido a las diferencias de costos del control ambiental, se observar una tendencia creciente en la instalación de las empresas sucias de los países desarrollados en los países en desarrollo.

 

Por Prof. Norberto Ovando *

Una empresa es un sistema que interacciona con su entorno materializando una idea, de forma planificada, dando satisfacción a las demandas y deseos de sus clientes, a través de una actividad económica.

Se entiende por medio ambiente al entorno que afecta y condiciona especialmente a las personas comprendiendo el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. No solo se trata del espacio en el que se desarrolla la vida sino que también abarca seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.

A partir de la década de los 80, la discusión sobre la interrelación entre empresa y medio ambiente se centró en diversos factores causantes del deterioro ambiental, tales como la reducción de la capa de ozono, el calentamiento global, la destrucción mundial de bosques y selvas, la aceleración en la extinción de especies, la pérdida de biodiversidad, y la contaminación de las aguas y la atmósfera, entre otros factores.

 

Por que invierten en PED

Existen principalmente tres importantes razones por las que las multinacionales deciden invertir en países en desarrollo (PED):

1-Incentivos fiscales

Los países en desarrollo acostumbran ofrecer beneficios fiscales a los inversionistas extranjeros con el fin de captar el interés de estos en invertir en sus países.

2-Mano de obra barata

La mano de obra en los países desarrollados es infinitamente menor a la de los países desarrollados, por lo que producir les resulta mucho más económico.

3-Legislación ambiental inexistente o débil

Actualmente existe una gran preocupación por el medio ambiente y por la contaminación causada por las grandes empresas, y en los PED la legislación ambiental es muy poca o si existe es inaplicable, por lo que las empresas prestan poca atención al cuidado del medio ambiente.

 

Responsabilidad Social

Las empresas tienen la obligación de cumplir con una responsabilidad social en lo referente a una operatividad limpia en el medio ambiente donde se desenvuelve, entre ello preservar el medio ambiente, evitar su contaminación y respetar a la sociedad.

La supervivencia y desarrollo del hombre depende de vivir en un ambiente limpio, ya que este le suministra los recursos, la energía para su sustento y el hábitat en el que se desarrollan sus actividades.

No existe un inventario exhaustivo de contaminantes totales generados por las empresas, pero sí conocemos que entre las que afectan más el ambiente están las petroquímicas, las químicas, la industria minero-cuprífera, la industria metalúrgica y la actividad petrolera que lo afecta drásticamente.

Debemos bregar para que estas empresas no se desliguen de su compromiso con el medio ambiente y tengan la obligación de responder a las preocupaciones y necesidades de las comunidades en relación con sus actividades, es decir, una “responsabilidad social”.

 

Responsabilidad Medioambiental

La Responsabilidad Medioambiental compromete a las empresas a reparar los daños ambientales que puedan ocasionar por un accidente o incidente, recordando que el concepto de daño al medioambiente “es el perjuicio que se hace al medio ambiente y que afecta en forma directa la calidad de vida de los seres humanos”

La empresa que daña al medio ambiente por una emergencia medioambiental debe restituir el hábitat a su estado inicial

El principio 13 de la Declaración de Río sobre Medo Ambiente y Desarrollo instituye la obligación de los Estados de desarrollar legislaciones nacionales en materia de responsabilidad por daño ambiental e indemnización respecto de las víctimas de la contaminación y degradación ambiental.

 

Clasificación de Empresas

La ONG Global Exchange, http://www.globalexchange.org/corporateHRviolators en su publicación, enumera dentro de las diez empresas multinacionales que más violan los derechos humanos en el mundo, degradación medioambiental, perjuicios a la salud, etc., a las siguientes:

Monsanto, por promocionar el monocultivo, intromisión en la independencia de los gobiernos, rechazar el etiquetado de sus productos y llevar a la quiebra a pequeños productores agrícolas.

Chevron, por dañar los ecosistemas y personas vertiendo 18 mil millones de galones de agua tóxica en los bosques tropicales del Ecuador sin ningún tipo de reparación, represión de protestas pacíficas contra la extracción de petróleo y el vertido de crudo en Brasil. (1 galón líquido USA = 3,7854 litros)

 

Conclusión

En la actualidad no sólo se trata de ser competitivos sino de ofrecer calidad, pero no sólo cumpliendo con estándares de la misma, sino teniendo en cuenta la responsabilidad de cuidar el medio ambiente.

La evidencia del deterioro ambiental deja en claro que tenemos que caminar en otra dirección a fin de asegurar que el progreso sea sostenible, es decir que “satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las propias”.

El grado de compromiso que los Estados asuman es vital para luchar contra la contaminación del Medio Ambiente y el cumplimiento del marco legal.

 

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –

   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la IUCN-

   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

 

You must be logged in to post a comment Login