Niño tu día no se vende

Por Miguel Longarini

 

Niño, tu día no se vende

Niño mío, nuestro…

tesoro del milagro,

sangre de las sangres.

Hijo, pequeño gigante

que fabula lo mágico.

Niño de nosotros

de los que te venden,

de los que te protegen,

de los que te utilizan

para su mejor campaña…

Niño de las calles

que habitas las ciudades

inertes de amor y cielo…

Dejame que te pida perdón

por dejar que te utilicen como

una mercancía que alivia

consciencias y engorda bolsillos

en tu nombre, en tu evocación;

con la tristeza de las desigualdades.

Tu día Niño no se vende

tu día Niño es sagrado.

Tu día es amor y compromiso.

Qué nadie compre tu vida

como un simple regalo.

 

Miguel Longarini escribe desde Buenos Aires, Argentina.

Fuente: ARGENPRESS CULTURAL

 

You must be logged in to post a comment Login