Por una sociedad más justa y solidaria

De izq. a der. los alcaldes Boanerge Carranza (Jucuarán), Nicolás Barrera (Santa Elena), David Barahona (Jiquilisco), Rubén Benítez (El Divisadero), Sergio Solórzano (Moncagua).

De izq. a der. los alcaldes Boanerge Carranza (Jucuarán), Nicolás Barrera (Santa Elena), David Barahona (Jiquilisco), Rubén Benítez (El Divisadero), Sergio Solórzano (Moncagua).

Por Ramón Jiménez

Construir una sociedad más justa y solidaria es lo que de cierta forma están haciendo en su país cinco alcaldes salvadoreños, quienes estuvieron de visita en Washington, D.C. este fin de semana.

“Para lograrlo tenemos que estar unidos y organizados”, dijo Boanerge Carranza, jefe edilicio del municipio de Jucuarán, en el oriental departamento de Usulután, durante un evento benéfico que tuvo lugar el sábado por la noche en el condado de Prince William, Virginia.

Y fue precisamente un gesto de solidaridad el que demostraron esa noche originarios de la comunidad de El Majagüe, en Jucuarán, que desde el norte de Virginia están aportando fondos para llevar alumbrado eléctrico público, mobiliario para el centro escolar y reconstrucción del mismo, un proyecto de agua potable así como fondos para seguridad y salud, que desarrollan en conjunto con las autoridades municipales.

Por su parte Sergio Solórzano, alcalde de Moncagua, en el departamento de San Miguel, destacó la entrega de 337 becas a estudiantes de escasos recursos económicos, que de otra manera no podrían continuar. De ese número 136 becas son para jóvenes a nivel universitario.

“Nunca antes un alcalde de Moncagua se acordó que los jóvenes tenían que seguir adelante en sus estudios para prepararse mejor”, dijo Solórzano.

El alcalde Barahona durante su presentación. Foto: Ramón Jiménez.

El alcalde Barahona durante su presentación. Foto: Ramón Jiménez.

Para el alcalde Rubén Benítez, quien sido reelegido varias veces en la población de El Divisadero, en el departamento de Morazán, “la ley del voto en el exterior es uno de los grandes logros del actual gobierno central”, ya que ahora los salvadoreños residentes en Estados Unidos por primera vez podrán ejercer su derecho al voto en las elecciones presidenciales en febrero de 2014.

Desde que Benítez tomó las riendas de esa ciudad por primera vez, se han visto los cambios en diferentes direcciones, señalan personas que conocen personalmente su labor en beneficio de las comunidades que más lo necesitan.

El edil de la municipalidad de Jiquilisco, Usulután, David Barahona, destacó el aporte económico que bajo su gestión hacen para cubrir los gastos fúnebres de personas que fallecen, particularmente a causa de deficiencias renales, una epidemia que se ha extendido por toda la costa del Pacífico salvadoreño.

“El 36 por ciento de la gente que muere es a causa de los riñones”, indicó Barahona, cuyo municipio es uno de las 90 poblaciones que más sufren por esa epidemia, que él personalmente estuvo alertando a las autoridades de salud, pero que es hasta este año que la campaña para combatir esa enfermedad se ha intensificado.

Como resultado el gobierno de su país a través de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) está llevando agua sana o menos contaminada a las poblaciones afectadas.

En su municipio también funciona una escuela de fútbol para niños de 7 a 10 años y de 11 a 14 años.

“Se han incrementado las matrículas escolares con el auge de estos programas, que no solamente desarrollan el intelecto sino que también afianzan el futuro”, puntualizó.

Los cinco alcaldes visitantes fueron elegidos a sus cargos bajo la bandera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que desde 2009 gobierna El Salvador. En la actualidad ese instituto político se perfila como favorito para ganar las elecciones y gobernar otros cinco años.

 

You must be logged in to post a comment Login