Obama promete impulsar reforma de inmigración

La noticia la dio “al día siguiente” que terminara la crisis fiscal.

 

La flexibilización de la disputa fiscal aumentó las esperanzas de que el Congreso ahora pueda considerar otros asuntos, como el camino a la ciudadanía para millones de indocumentados. Recientemente, los grupos exigiendo el fin de las deportaciones sin precedentes del Presidente Obama han intensificado su solicitud por una reforma integral de inmigración con una serie de acciones directas desde Washington, DC a Arizona. En una entrevista con un afiliado de Univision de Los Ángeles esta semana, Obama se comprometió a impulsar la reforma al día siguiente de que se resolviera la crisis fiscal.

El Presidente Obama declaró: “Una vez terminado esto, al día siguiente estaré impulsando el llamado a la votación sobre la reforma de inmigración. Si tengo que unirme a otros defensores y seguir hablando y seguir luchando, lo voy a hacer, porque creo que es muy importante y ahora es el momento de hacerlo”.

 

 

Gobierno reabre al cesar esfuerzo republicano de quitar fondos a “Obamacare”

El cierre del gobierno ha terminado después de dieciséis días. Hoy se les dijo a los empleados federales que volvieran a trabajar después de que el Congreso aprobara una medida para reabrir el gobierno y aumentar el techo de la deuda del país. El presidente Barack Obama firmó el proyecto de ley anoche, evitando por poco el plazo para aumentar el límite de la deuda o arriesgarse al impago, que estaba fijado para el día de hoy. La medida fue aprobada por la Cámara y el Senado después de que los republicanos abandonaran sus esfuerzos de utilizar la legislación para cortar los fondos de la Ley de Atención de Salud Asequible. El proyecto de ley financia al gobierno hasta el 15 de enero y aumenta el techo de la deuda hasta el 7 de febrero, dando la posibilidad de otro enfrentamiento a principios del año próximo. El líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, anunció el acuerdo seguido por su contraparte republicano, Mitch McConnell.

El senador Reid dijo: “Los ojos del mundo han estado en Washington durante toda esta semana, lo que es poco decir. Y mientras ellos fueron testigos de una gran discordia política, hoy también verán al Congreso alcanzar un acuerdo bipartito histórico para reabrir el gobierno y evitar el impago de las deudas de la nación”.

El senador McConnell declaró: “Por hoy, el alivio que deseamos tener es reabrir el gobierno, evitar el impago y proteger los cortes históricos que hemos logrado bajo la ley de control presupuestario. Esto es mucho menos de lo que muchos de nosotros habíamos esperado, francamente, pero es mucho mejor que lo que otros habían aspirado hacer”.

El senador McConnell dijo que los republicanos continuarían sus esfuerzos de cortar los fondos de la Ley de Atención de Salud Asequible, conocida como “Obamacare”. El acuerdo conseguido por Reid y McConnell incluye una reserva de tres mil millones de dólares destinados a un proyecto de una presa en Kentucky, el estado natal de McConnell. El año próximo McConnell se enfrentará a una reelección ajustada con un rival alineado con el conservador Tea Party.

 

Intervención de Cruz destaca división de los republicanos

El cierre del gobierno generó división por parte del Partido Republicano, que resaltó aún más el miércoles cuando el senador republicano de Texas, Ted Cruz, interrumpió la cobertura de noticias del acuerdo al realizar su propia conferencia de prensa al mismo tiempo que Mitch McConnell hablaba en el Senado. CNN cambió abruptamente su cobertura y centró su atención en Cruz en el momento en que McConnell comenzaba a hablar.

McConnell dijo: “Han sido unas semanas largas y desafiantes para el Congreso y para el país. Es mi esperanza que hoy–“.

Durante sus declaraciones, el senador Cruz elogió a los representantes republicanos y criticó el acuerdo del Senado para reabrir el gobierno.

El senador Ted Cruz dijo: “La Cámara de Representantes ha tomado la postura de escuchar al pueblo estadounidense pero, por desgracia, el Senado de los Estados Unidos se ha negado a hacer lo mismo. El Senado de los Estados Unidos se ha quedado con el enfoque tradicional del sistema de Washington de mantener el status quo y no hacer nada para responder al sufrimiento que ‘Obamacare’ está causando a millones de estadounidenses”.

El senador Ted Cruz protagonizó una maratón obstruccionista el pasado mes para defender el empuje republicano para cortar los fondos de la Ley de Atención de Salud Asequible, un esfuerzo que condujo al cierre del gobierno.

 

Houston Chronicle revierte su apoyo a Cruz

El papel de Cruz en la disputa fiscal ha llevado al periódico de su ciudad, el Houston Chronicle, a revertir su apoyo. En una editorial, el Chronicle afirmó que la predecesora de Cruz, Kay Bailey Hutchison, habría sido más proclive a negociar con los demócratas y evitar el cierre del gobierno. El Chronicle escribió: “Cuando apoyamos Ted Cruz en las elecciones del pasado noviembre lo hicimos con muchas reservas y al menos una recomendación específica: que siguiera el ejemplo de Hutchison en su conducta como senador. Obviamente, no lo ha hecho. Cruz fue parte del problema en situaciones específicas donde Hutchison habría sido parte de la solución”.

 

 

You must be logged in to post a comment Login