Cáncer de mama

Por Teresa Gurza.

Octubre es el mes dedicado a difundir la importancia de la detección temprana del cáncer de mama; base para sanar cualquier cáncer pero sobre todo éste, que mata a una mexicana cada dos horas.

Para descubrir el mal en su etapa inicial, debemos palparnos los senos cada mes y hacernos mastografías anuales a partir de los 40 años, porque ellas detectan los tumores antes de poder sentirlos con los dedos.

Conocer los factores de riesgo, es ahora el principal reto médico para enfrentar esta enfermedad; principal causa de muerte de las mujeres en México.

Expertos de muchos países están hoy concentrando sus investigaciones en los genes; como los BRCA1 y BRCA2, que señalan si una mujer tiene más riesgo de padecerlo.

Y aunque las mujeres portadoras no son muchas, medicamente ha sido un avance importante porque ha permitido tomar medidas efectivas de prevención.

En México, el Programa de Investigación Biomédica en Cáncer de Mama, en el que participan el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM y el Instituto Nacional de Cancerología, ya identificó anticuerpos asociados a tumores y mutaciones genéticas en la población mexicana.

Sus investigaciones coinciden con las de muchos otros institutos del mundo, que indican que un simple análisis de sangre podría ser una técnica de diagnóstico más eficaz y menos molesta que las mamografías.

Y permitirá elegir con mayor precisión, los fármacos adecuados y revelar qué pacientes son más propensas a una recaída.

Estos descubrimientos tendrán además, fuerte impacto económico; porque se reduce de mil 700 dólares a 50, el análisis de mutaciones en esos genes BRCA 1 y BRCA 2.

 

Las especialistas coinciden en lo siguiente:

*El cáncer de mama es infrecuente antes de los 30 años; pero cuando ocurre, antes de iniciar el tratamiento debe determinarse si la paciente es portadora de una mutación genética; y sus descendientes deben hacerse mamografías antes de esa edad.

*No todos los cánceres de mama se deben a mutaciones genéticas; en la mayoría, las causas son desconocidas.

*El 70 por ciento de los cánceres de mama se presentan en pacientes SIN antecedentes familiares.

*Pero el estudio genealógico es clave, por lo que se debe informar al médico si ha habido cáncer en la familia, de qué tipo y a qué edades; porque los cánceres de mama en jóvenes, indican la presencia de una mutación genética que puede transmitirse de generación en generación.

*El 99 por ciento de los cánceres de mama inicia en los conductos que llevan la leche al pezón y en los lobulillos que la producen; se denominan carcinomas y se tratan con cirugía, quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia.

*En casos muy infrecuentes, el cáncer empieza en la piel de la mama, el pezón o el tejido conectivo; entonces se llaman sarcomas y la terapia hormonal no es indicada.

*Los nódulos mamarios benignos no son factores de riesgo.

*Las pacientes con implantes mamarios tienen el mismo riesgo que las que no los tienen.

*Los hombres pueden desarrollar cáncer de mama; padecimiento que se hereda también desde el lado el paterno.

*La lactancia materna es factor protector para el cáncer de mama; y la ingesta excesiva de alcohol, factor de riesgo.

*Una mujer que no ha tenido hijos tiene más riesgo.

*Cuando hubo cáncer en una mama, es más probable que se presente en la otra.

*Poco consumo de carnes rojas y alcohol, ejercicio periódico, no fumar y peso adecuado, son factores protectores.

*El uso de anticonceptivos no aumenta el riesgo del cáncer de mama; y no es recomendable embarazarse después de un cáncer de mama.

*La exposición prolongada a altas dosis de estrógenos, es factor de riesgo.

*Los síntomas de alerta son: retracción de la piel, sangramiento por el pezón, tumor palpable y, en forma menos frecuente, dolor mamario.

*El peligro de desarrollar esta patología comienza a partir de los 40 años en personas sin factores de riesgo, y aumenta entre los 50 y 65 años.

Algunas investigaciones sostienen que el riesgo aumenta con la edad; sin embargo el IMSS y el Instituto de la Mujer del estado de Morelos, entre otras instituciones, se niegan a hacer mamografías a mujeres mayores de 65 años.

You must be logged in to post a comment Login