Los siete alimentos que no deberían estar en su despensa

Alimentos-131109034210_unhealthy_foods_464x261_splUn anuncio de la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) asegurando que las grasas trans ya no serán consideradas seguras generó grandes titulares en los medios de comunicación y, para muchos, la sensación de que la medida solucionará muchos de los problemas de salud de los estadounidenses.

Contenido relacionado

EE.UU.: las grasas trans tienen los días contados

¿Sabe distinguir las grasas buenas de las malas?

Cuánta azúcar se esconde en la comida

Sin embargo, el entusiasmo desmedido de algunos deberá ser redimensionado, porque más allá de las grasas trans otros peligros permanecen escondidos en los alimentos.

La realidad es que desde hace años se han estado tomado medidas para reducir el consumo de grasas trans. Desde 1999 se propuso que los fabricantes indicaran el contenido de grasas trans en las etiquetas y en 2006 esta norma entró en vigor.

Como resultado, “desde 2005 los fabricantes de comida han reducido voluntariamente las cantidades de grasas trans en sus productos alimenticios en más de 73%”, según se asegura en un comunicado de la Asociación de Productores de Alimentos (GMA por sus siglas en inglés).

La misma FDA reveló que el consumo de grasas trans entre los estadounidenses se redujo de 4.6g por día en 2003 a alrededor de 1g por día en 2012. Y que sólo el 12% de los alimentos empaquetados contienen un aceite parcialmente hidrógenado.

No obstante, hay algunos alimentos que aún contienen grasas trans y que -en caso de que se apruebe la nueva disposición- sus fabricantes deberán modificar la forma que los producen. Algo que potencialmente, podría aumentar sus costos.

“Va a ser un proceso más complicado para el fabricante, pues usaban algo que antes era bien barato y accesible”, explica a BBC Mundo el médico internista, Jorge Loredo, especialista en medicina bariátrica.

La lista

Algunos alimentos se pueden sustituír por productos naturales o con menos grasa.

En la lista de los alimentos “señalados” están:

1. Galletas saladas, dulces, pasteles congelados y otros alimentos horneados

Estos productos generalmente contienen grasas trans -a las que se le agregan átomos de hidrógeno para hacerlo sólido- con la intención de hacerlas más ligeras y menos “aceitosas”. Sin embargo, los expertos aseguran que no son absolutamente necesarios.

“No sería necesario sustituirlas, ya que las grasas ‘buenas’ juegan el mismo papel. Sólo que son más caras, cuando menos para la industria de los alimentos, pero tienen menos riesgos y son más saludables”, explica a BBC Mundo, el químico en alimentos Fidel Belmares.

2. Palomitas de maíz para el microondas

Las grasas trans o sólidas se utilizan en estos productos a efectos de su conservación. Para sustituirlos, los médicos sugieren recurrir a la manera tradicional de preparación (con aceite líquido en casa).

“Mientras más líquida la grasa, menos manipulada, más natural. El aceite de oliva se puede usar y no es un trans”, explica Loredo.

Fuente: BBC Mundo

You must be logged in to post a comment Login