ONU lanza pedido de 300 millones de dólares de ayuda para Filipinas

Las Naciones Unidas lanzaron un pedido de 300 millones de dólares para brindar ayuda a la población de Filipinas que ha sido afectada por el tifón Haiyan, una de las tormentas más potentes de la historia.

Según la ONU, más de 11 millones de personas han sido afectadas. El director de operaciones de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, John Ging, afirmó que la ayuda se centrará tanto en los sobrevivientes como en las víctimas mortales.

Ging declaró: “Hay alrededor de 660.000 personas que han sido desplazadas por el tifón y ahora todos nuestros esfuerzos están, por supuesto, centrados en movilizar una respuesta rápida y a gran escala. Hay zonas enteras que han sido completamente destruidas, de modo que intentamos asegurarnos de que los sobrevivientes estén bien, mientras nos ocupamos de los cadáveres. Ambas son prioridades y ya hay equipos en el lugar ocupándose de eso y enviaremos más equipos”.

Muchos filipinos tanto dentro como fuera del país están sufriendo la pérdida de sus familiares muertos en la tormenta. Una mujer evacuada describe la pérdida de su hija.

Mujer evacuada: “Tan solo unos minutos, apenas unos minutos y todos nos hubiéramos salvado, pero sin querer solté la mano de mi hija. Creo que se sacrificó para que yo pudiera escapar fácilmente, sabía que si continuaba llevándola ambas nos ahogaríamos”.

Aún se desconoce la cifra total de muertos, pero se cree que más de 10.000 personas murieron tan solo en la ciudad de Tacloban, que fue gravemente afectada por la tormenta.

El gobierno filipino respondió a la crisis en la ciudad en parte mediante la imposición de un toque de queda, el despliegue de vehículos blindados y el establecimiento puntos de control para evitar los supuestos saqueos de los habitantes que están desesperados por alimentos y suministros tras haber perdido todo.

Muchos habitantes de Tacloban y otras zonas remotas aún no han recibido la ayuda tan necesaria, en medio de las persistentes lluvias, calles bloqueadas y otros problemas causados por la destrucción. Mientras tanto, Estados Unidos y Gran Bretaña enviaron ayuda en buques de guerra.

La tormenta constituye un poderoso telón de fondo para la Cumbre de Cambio Climático de la ONU que se está realizando en Polonia, donde el principal negociador de Filipinas Yeb Saño lanzó una huelga de hambre para solicitar medidas urgentes para combatir el cambio climático.

Fuente: Democracy Now!

You must be logged in to post a comment Login