Poema

Por Guillermo Henao

 

a) Ahí callada en tanto miras cuanto miro y no;

desde cuándoparaadónde esta estación cambiante

pues hoy no tengo tu pendiente con declive.

 

En el traeeyecto re-viso con presura mis catá logos

y recuerdo haber oído en tus palabras tu insonoro interés;

pero me anima que una vez sentí pasar tus párpadostuslabiostusmaneras

por donde ya has estado y no te alcanzo.

 

b) Breve instante si vino se esfumó deseo.

Resta

este cuarto en que me niegan todo.

Cuánto ahínco ahí,

por un minuto más para vivir,

gruta grata e ingrata o algo insimilar,

plétora de tu vacío,

feliz acre momento.

Sólo resta

este cuarto cerrado en que me dicen todo.

 

c) Consumiendo así mis horas,

de cada día un día,

lo que conmigo muere y nacerá

-nútreme con tus semillas-.

Agoto mi agosto,

lo único que también síesnoes,

lo mío que se va con ello.

 

Toda ganancia también es otra pérdida

salvo lo que dejas, es decir, todo.

 

Guillermo Henao escribe desde Medellín, Colombia.

Fuente:  ARGENPRESS CULTURAL

 

You must be logged in to post a comment Login