El Salvador: La luz de los mártires jesuitas sigue encendida

Por Jenny Vásquez

Han pasado 24 años desde aquella noche del 16 de noviembre de 1989, en la que seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras fueron asesinados por una unidad élite del ejército salvadoreño. Este hecho ocurrió durante la guerra civil en El Salvador.

En conmemoración del XXIV aniversario del asesinato, celebrado el sábado, cientos de jóvenes estudiantes y personas de diferentes puntos del país y del mundo, recordaron la vida, pensamiento y obra de los mártires asesinados por denunciar la injusticia social y represión contra el pueblo en tiempos de la guerra.

El escenario de la remembranza fue, como todos los años, en las instalaciones de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), mismo lugar donde ocurrió la masacre de los Sacerdotes Jesuitas y sus dos colaboradoras, ejecutado por un pelotón del batallón Atlacatl de la Fuerza Armada de El Salvador, el cual actúo bajo las órdenes del coronel René Emilio Ponce. Allí, entre cantos, oraciones y la tradicional procesión de los farolitos, los presentes rindieron homenaje y dieron muestra que el legado de los padres jesuitas aún permanece vivo.

Durante la procesión, los participantes llevaban imágenes de cada uno de los mártires, acompañadas de vistosas palmas multicolores y velas convertidas en faroles. Así, los presentes recorrieron el contorno de las instalaciones de la Universidad, donde realizaron ocho estaciones dedicadas a cada una de las víctimas.

Luego de la procesión, la conmemoración continuó con una misa y una vigilia, en homenaje a los mártires de la UCA y El Salvador.

“Los mártires son luz para nosotros, son una guía… caminamos con ellos. Están presentes iluminando nuestro camino y nos dan fuerza y ánimo para esta lucha de construir el reino de Dios en El Salvador”, expresó Andreu Oliva, Rector de la UCA.

Los sacerdotes asesinados aquel 16 de noviembre fueron: Ignacio Ellacuría, rector de la UCA; Ignacio Martín Baró, vicerrector académico; Segundo Montes, director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA; Juan Ramón Moreno, director de la Biblioteca de teología; Amando López, profesor de filosofía; Joaquín López, fundador de la universidad; y sus dos colaboradoras Elba y Celina Ramos (madre e hija).

Fuente: COLATINO/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login