La popularidad de Obama cae

No son buenos tiempos para Barack Obama. La popularidad del presidente estadounidense se mantiene en su mínimo histórico: el 55 por ciento de los ciudadanos no está de acuerdo con su gobierno, y apenas el 42 por ciento lo apoya, según un sondeo del Washington Post y ABC News.

En particular, los ciudadanos no apoyan la reforma sanitaria del mandatario, con un registro del 63 por ciento en lo que concierne al ObamaCare. Es decir, 6 de cada 10 ciudadanos se oponen a la reforma sanitaria, que les exige tener una póliza de seguro, o en caso contrario, pagar una sanción económica.

Cerca de un 70 por ciento, en cambio, se manifestó contrario a la situación del país en general.

Entre las quejas por la puesta en marcha de su nuevo plan de Salud, se suma la dificultad de que no pudo ser reparada todavía la página web para inscribirse en el ObamaCare, y acceder así al nuevo mercado de pólizas de seguro.

Se trata de la primera encuesta que se lleva a cabo luego de las disculpas públicas que presentó Obama la semana pasada, cuando admitió una serie de errores en el modo de implementar la nueva ley.

De acuerdo a la encuesta, siete de cada 10 estadounidense señaló que el gobierno debería demorar lo que se denomina “el mandato individual”, cláusula que obliga a todas las personas a obtener el seguro de salud o en caso contrario ser multados.

Un sondeo realizado la semana pasada por la Universidad de Quinnipiac (Connecticut), había indicado que el 54 por ciento de los encuestados desaprobaba el gobierno de Obama, con apenas el 39 por ciento que los evaluaba positivamente.

Se trataron de las peores cifras de popularidad desde que asumió su primer mandato en enero de 2009.

Además de las críticas al ObamaCare, entre las quejas de la ciudadanía se suma el escándalo del espionaje internacional, con el tema las escuchas telefónicas y la recolección de datos por Internet.

Analistas recordaron que las cifras negativas son comparables a las que recibió el ex presidente George W. Bush en su segundo mandato, en tiempo de la guerra en Irak y la intervención en Afganistán.

Dentro del gobierno creen que en caso de lograr la demorada reforma migratoria, le podría dar un poco de oxigeno al gobierno de Obama.

Fuente: ANSA/ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login