Lecciones de las elecciones

Por Teresa Gurza

Las recientes elecciones para la presidencia en Chile, nación con 17 millones y medio millones de habitantes que pasó 17 años bajo la dictadura pinochetista  y ya en democracia fue gobernado 20 años por la centroizquierda y los últimos cuatro por la derecha, dejan algunas lecciones que podrían ser aprovechadas por los políticos mexicanos.

UNA.- Sólo votó el 47 por ciento de más de los 13 y medio millones del padrón, pese a que por primera vez en la historia chilena el voto fue voluntario y no obligatorio y a que se elegía de entre nueve opciones al futuro presidente– que ya vimos será presidenta–  a la totalidad de diputados y regidores y a 20 de los 38 senadores; la abstención indica molestia hacía los políticos y desinterés por los candidatos.

DOS.-  Casi 180 mil extranjeros con más de cinco años de residencia en Chile, pudieron votar; porque la ley considera que los actos de presidentes y legisladores les atañen y afectan igual que a los chilenos.

TRES.-Algunos entre los nueve candidatos presidenciales tendrán ahora que ver como pagan lo que pidieron prestado a los bancos para sus campañas. En Chile, las campañas pueden financiarse con aportes privados y públicos. El aporte público lo reembolsa el fisco, después de realizada la elección. Para determinar la cantidad a reembolsar cada candidato presenta facturas y si califican como gastos de campaña, los votos que obtuvieron se multiplican por poco más de un dólar; y esa cantidad es la que el fisco paga directamente a los bancos acreedores y no a los candidatos deudores.

Si un candidato gastó poco, pero tuvo muchos votos no recibe la diferencia; y si sacó pocos votos y gastó mucho, lástima Margarito.

Por ejemplo Michelle Bachelet, se endeudó con dos mil 506 millones de pesos chilenos; pero sus votos no alcanzaron para que el Estado le regrese todo; así que deberá pagar de su dinero 397 millones.

CUATRO.- Bachelet no ganó en primera vuelta en parte por la división de la izquierda, ya que sumándole el 11 por ciento de votación obtenido por el otro candidato de esta tendencia, sería ya hoy presidenta electa.

CINCO.- Los electores están aburridos de los candidatos de siempre; políticos considerados iconos de izquierda y derecha, perdieron. Y en cambio lograron altísimas votaciones, los cuatro ex dirigentes estudiantiles Camila Vallejo, Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Karol Cariola; quienes a partir de mediados del próximo marzo, podrán como diputados promover cambios educativos.

SEIS.- Sólo hubo una impugnación a un único resultado; todos los demás perdedores reconocieron sus derrotas esa misma noche, sin plantones, marchas, ni chantajes.

SIETE.- Bachelet postulada por la Nueva Mayoría y Evelyn Matthei, por la Alianza de derecha, competirán de nuevo en la segunda vuelta que será el 15 de diciembre. Y como ambas obtuvieron menos votos que el total de la votaciòn parlamentaria de sus respectivos sectores, buscarán ahora a los que se abstuvieron; que fueron mayormente de centroderecha.

OCHO.-  La propaganda exagerada ahuyenta a los votantes; y el exceso en pintas y carteles generan molestia y ensucian el entorno y la imagen del candidato en cuestión.

NUEVE.- Las utopías y los sueños mueven actualmente, a mucho menos electores.

DIEZ.- Sólo cuatro de los y las candidatos presidenciales tuvieron guardaespaldas en sus campañas.

ONCE.- Chile es uno de los países màs adelantados de América Latina; y ha tenido un crecimiento constante que este año fue de más del cuatro por ciento; pero el patrón de distribución de la riqueza es muy malo y por eso es también uno de los más desiguales.

Dos de cada tres familias chilenas viven con menos de mil 200 dólares al mes, y confían que gobernantes de izquierda puedan ayudarles a resolver sus problemas laborales, y el acceso a buenos servicios de salud y a educación de calidad que no contribuya a perpetuar  desigualdades.

DOCE.- Andrés Velasco, exministro de Economía de Bachelet y excandidato perdedor en las primarias de Nueva Mayoría explicó que el capitalismo salvaje es el causante en Chile del enojo de la población.

You must be logged in to post a comment Login