Protestan contra la privatización de la salud en Costa Rica

Grupos sindicales y estudiantiles se manifestaron en apoyo a 450 trabajadores de la Universidad de Costa Rica (UCR) que intentan impedir la privatización de Equipos Básicos de Atención Integral de Salud (Ebais).

El conflicto comenzó a finales del 2012 cuando la UCR anunció que dejaría de administrar 45 unidades de ese programa de salud de la zona del Este capitalino, específicamente en las barriadas pobres de Montes de Oca, Curridabat y La Unión.

Al conocer la decisión de la UCR, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) dio en concesión esos Ebais a la privada Universidad Iberoamericana (Unibe), que las asumirá a partir del 15 de febrero del 2014.

Al conocer que la Unibe intenta despedir personal y cerrar decenas de programas adicionales de educación, prevención y capacitación a las comunidades afectadas, los sindicatos interpretaron la medida como una privatización de la Salud y apoyaron la protesta.

Los 450 trabajadores de esos Ebais iniciaron el 11 de noviembre una huelga contra esos planes de la CCSS que consideran un atentado al derecho a la salud y a la vida y una discriminación contra los pobres.

Luis Chavarría, secretario de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y Seguridad Social (Undeca), dijo que si las autoridades persisten en negarse a negociar habrá que ejercer presión para encontrar una solución definitiva.

Chavarría acusó al gobierno de la presidenta Laura Chinchilla y a las altas autoridades de la Caja de no tener voluntad ni capacidad de diálogo para resolver los principales problemas de la institución y de Costa Rica.

El candidato presidencial José María Villalta, diputado del Partido Frente Amplio, se solidarizó con las 450 trabajadores de los Ebais de Montes de Oca, Curridabat y La Unión y pidió que esos centros no sean privatizados.

Villalta instó a las autoridades de la CCSS y de la UCR a reconsiderar sus posiciones, en aras de que estos servicios de atención en salud primaria no pasen a manos privadas.

Hay una gran responsabilidad de la Junta Directiva y la Gerencia de la CCSS en que las cosas hayan llegado a este punto, al no ofrecer las condiciones que requiere la UCR para mantener los Ebais, dijo.

Pero de igual manera, la Universidad debería reconsiderar su posición actual porque son 450 puestos de trabajo los que están en juego, pero sobre todo, es la salud de más de 200 mil habitantes de tres cantones, aseveró.

Desde marzo pasado Villalta insiste ante las autoridades para que renegocien condiciones para seguir brindando el servicio y dijo que todavía están a tiempo de evitar un duro golpe a ya debilitado sistema de salud costarricense.

Diputados de Acción Ciudadana y del Frente Amplio han exigido que los 45 Ebais que la UCR dejará de atender y que fueron concedidos a la Unibe sean administrados directamente por la CCSS para así evitar su privatización.

Fuente: Prensa Latina/ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login