El Vaticano es blanco de críticas del comité de la ONU para los derechos del niño

NUEVA YORK, 22 de noviembre (C-FAM) Un comité de la ONU quiere responsabilizar al Vaticano de los pecados de las diócesis y de su clero en todo el mundo.

Un comité de la ONU dirigió al Vaticano preguntas implacables sobre el abuso sexual de menores a comienzos de este año. Este supervisa la implementación de la Convención sobre los derechos del niño. La fecha límite para que el Vaticano responda a las preguntas es este mes y está programado que el comité interrogue al Vaticano además en enero.

El Vaticano presentó al órgano información detallada sobre sus nuevos protocolos para los casos de abuso sexual por miembros del clero. Pero el comité quedó insatisfecho con el informe. Sin rehuir detalles, solicitó que ofreciera información sobre «todos los casos de abuso sexual contra menores cometidos por miembros del clero» que fueron dados a conocer al Vaticano.

Se preguntó al Vaticano si había realizado una investigación sobre el escándalo de las lavanderías de la Magdalena en Irlanda, qué medidas tomó con los clérigos que pudieron haber estado involucrados, y si ofreció compensación a las víctimas, además de información general sobre instituciones católicas que atienden a niños separados de sus familias en todo el mundo. El comité mencionó concretamente reclamos de que los jóvenes bajo el cuidado de los Legionarios de Cristo, orden religiosa plagada de escándalos, eran excesivamente distanciados de sus familias.

El comité no se limitó a pedir al Vaticano que supervisara la labor de las iglesias locales en cuanto al delicado asunto de proteger a los niños. También indagó sobre el modo en que el Vaticano promueve la igualdad entre niños y niñas en las escuelas católicas de todo el mundo, y solicitó específicamente que eliminara «todo estereotipo sexual» de los libros de texto que se utilizan en las escuelas católicas. Además, preguntó qué se está haciendo para impedir toda forma de castigo físico en las escuelas y en las familias.

El comité preguntó si el Vaticano utiliza la denominación de «ilegítimo» para los niños nacidos fuera del matrimonio, cuántos baby boxes (lugares seguros para bebés abandonados) administra el Vaticano en todo el mundo y qué hace para preservar el derecho a la identidad de esos niños.

Esta no es la primera vez que el Vaticano es sometido a escrutinio en la ONU. En los últimos años, Noruega y otros países nórdicos vienen atacando cada vez más la función de la Santa Sede, como se conoce al Vaticano en las Naciones Unidas. Asumen posturas antagónicas cuando esta defiende al niño por nacer y actúa de brújula moral en un sinnúmero de asuntos de política internacional, especialmente en las relacionadas con prácticas sexuales.

Los países critican a los comités de la ONU por adoptar un abordaje polémico en cuestiones de derechos humanos y por imponer nuevas obligaciones a los países.

El comité para los derechos del niño fue acusado a comienzos de año de politización y predisposición antisemítica tras solicitar a Israel que realice un estudio sobre los efectos negativos a corto y largo plazo de la circuncisión. Insinuó abiertamente que esta práctica fundamental religiosa y tradicional de los judíos y de otros pueblos semíticos desde hace más de tres milenios viola el derecho a la integridad física de los niños.

La Asamblea General de la ONU busca formas de mejorar los comités de derechos humanos. Sus excentricidades son actualmente un obstáculo para que el Senado de los Estados Unidos ratifique un tratado de la ONU sobre la discapacidad.

Las respuestas del Vaticano a las preguntas del comité todavía han de subirse al sitio web del este último.

Fuente: C-FAM

You must be logged in to post a comment Login