Ahondada la crisis por las evidencias de fraude en las elecciones hondureñas

Por Raimundo López

La crisis desatada en Honduras por el golpe de estado de 2009 entró en una nueva fase ante las denuncias de un masivo fraude en las elecciones del 24 de noviembre para garantizar la continuidad del régimen.

Las investigaciones hechas por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE) confirmaron la manipulación de los datos para bloquear el triunfo de su candidata, Xiomara Castro, y favorecer el del gubernamental Partido Nacional, Juan Orlando Hernández.

Otra fuerza opositora, el Partido Anticorrupción (PAC), y su aspirante a la presidencia, Salvador Nasralla, también señaló graves irregularidades para favorecer a Hernández.

Xiomara Castro afirmó tener “innumerables pruebas de la asquerosa monstruosidad con que le están robando al pueblo hondureño la Presidencia de la República”.

Desconocemos la legitimidad de cualquier gobierno que sea producto de este bochornoso asalto, subrayó en un acto y aclamada por una multitud que coreó “No al fraude”.

Un informe presentado por la abogada Rixi Moncada indica que apelando a varios tipos de argucias, al partido de gobierno le fueron contados 82 mil 301 votos de más.

En sentido inverso, le fueron escamoteados a LIBRE 55 mil 720; 34 mil 184 al PAC en una feria de descuentos incluso a fuerzas que mantienen posiciones cercanas al gobierno, como el Partido Liberal, que perdió en el conteo del Tribunal Supremo Electoral (TSE) 29 mil 63 papeletas, de acuerdo con la denuncia de LIBRE.

El centro de cómputo del partido, tras el examen de las actas en su poder, confirmó la victoria de Xiomara, esposa del depuesto ex presidente Manuel Zelaya.

Los resultados de ese escrutinio arrojó que Xiomara obtuvo 968 mil 799 votos, para 30.47 por ciento; mientras Hernández llegó a 835 mil 548 para 26.22.

En ese conteo, el PAC ocupó el tercer lugar, no el cuarto que le otorgó el TSE, al recibir Nasralla 697 mil 245 boletas, el 21.92 por ciento del total; por 657 mil 917 del liberal Mauricio Villeda, para el 20.61.

Las votaciones del resto de los candidatos obtuvieron porcentajes mínimos: el general en retiro Romeo Vázquez, 0.21 por ciento; Orle Solís, 0.18; Jorge Aguilar, 0.17; y Andrés Pavón, 0.11.

Tanto LIBRE como el PAC ratificaron las advertencias de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la inconfiabilidad del sistema operativo contratado por el TSE para manejar los resultados del escrutinio de las actas.

El candidato presidencial del PAC anunció que hará público en los próximos días “un informe completo para que el pueblo juzgue si en realidad se respetó su voluntad o fuimos burlados”.

Un día después de la votación, Nasralla denunció graves alteraciones en el conteo oficial de los sufragios.

Afirmó que el sistema aplicado para la recepción de los resultados de las actas en el TSE es altamente vulnerable y ha sido violado para alterar la votación.

En un primer estudio de los resultados preliminares dados por el TSE, Nasralla explicó que de las siete mil actas introducidas al sistema, sólo unas cuatro mil 500 corresponden a la realidad.

Las otras han sido ingresadas al sistema desde otros servidores, aseguró el político tras explicar que el sistema carece de mecanismos para protegerse de intentos de agentes externos para penetrarlo.

El otro aspecto denunciado por Nasralla es que el 25 por ciento de las actas reales introducidas al sistema del TSE tienen resultados diferentes a los contabilizados por los representantes de los partidos en las mesas de votación. Hay dos factores, una doble forma con la cual se está violentando la ley, subrayó.

El Partido Nacional, en tanto, tras la proclamación del triunfo de su candidato, continúa con el gobierno del presidente Porfirio Lobo los preparativos para los actos de toma de posesión, el 27 de enero próximo.

Fuente: Prensa Latina/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login