Aumentan las víctimas en Estados Unidos de la política migratoria

Un padre de familia inmigrante mató a su esposa y a un hijo adolescente ante el temor de ser deportado de Estados Unidos, informó la policía de Florida.

Según las autoridades, el miedo a ser deportado junto con serios problemas financieros pudieron llevar al ecuatoriano Pedro José Maldonado, de 53 años, a asesinar primero a su esposa y a su hijo adolescente, y luego intentar matar a su vástago mayor antes de suicidarse.

Investigadores de la Oficina del Sheriff de Broward, en Florida, indicaron que Maldonado disparó el lunes con una ballesta contra su esposa Mónica Narváez-Maldonado, de 47, y su hijo Pedro José Maldonado de 17.

Posterior a eso, manejó a Tallahassee, donde su hijo mayor, José Nicolás Maldonado, de 21 años, estudia en la Universidad Estatal de Florida (FSU) y también trató de matarlo, dijo el detective de homicidios John Curcio.

Medios de prensa locales señalan que el homicida reveló a un amigo de Miami que había ultimado a su esposa y al menor por los temores a ser deportados y tener problemas financieros.

El inmigrante fue encontrado muerto en un motel de Lake City, en el norte de la Florida y, según la policía, se suicidó.

La tragedia ocurre en momentos en que una reforma de las leyes migratorias en el país se encuentra estancada en Congreso a causa de la falta de acción de los legisladores, quienes se rehúsan a regularizar la situación de un estimado de 11,7 millones de personas sin papeles.

Aunque considera que la reforma no está muerte, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, confirmó esta semana su negativa a abordar el tema en lo que resta de año.

En este contexto, 28 legisladores demócratas solicitaron ayer al presidente Barack Obama suspender las deportaciones vía administrativa de aquellos inmigrantes no autorizados que reúnan los requisitos para beneficiarse del proyecto de reforma aprobado en junio por el Senado.

Adoptar una medida enérgica hacia la suspensión nos movería en la dirección desde donde debería empezar el debate, propuso la misiva de los legisladores, encabezados por el representante de Arizona, Raúl Grijalva.

Estados Unidos deporta un estimado de mil 100 ciudadanos a diario, según indican activistas del sector.

El caso de Maldonado y familia agrega nuevas víctimas a la ya larga lista de inmigrantes muertos a causa de la falta de acción del Congreso estadounidense.

Fuente: Prensa Latina/ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login