El Salvador mantiene nivel de percepción en combate a la corrupción

Por Daniel Trujillo

 

La percepción de corrupción de los ciudadanos de la región centroamericana incrementó en el último año debido, entre otras cosas, a que existe aparentemente un mayor grado de impunidad para quienes cometen actos de corrupción. Sin embargo, El Salvador se mantiene en su posición en segundo lugar como mejor país que combate la corrupción en la región, según detalla el último informe de Transparencia Internacional.

 

 

El reciente informe del Índice de Percepción contra la Corrupción (IPC) indica que los países de Centroamérica, a excepción de El Salvador y Nicaragua, bajaron sus posiciones en el último año.

Guatemala retrocedió diez posiciones, pasando de la 113 en 2012 a la 123; Honduras, bajó siete escaños, y de estar en el puesto 133 ahora se ubica en el 140; y, Costa Rica descendió un puesto y pasó del 48 al 49 en el último año.

El coordinador del Centro de Asistencia Legal y Anticorrupción (ALAC) en el país, Roberto Burgos, aseguró que el retroceso de los países vecinos radica en que la percepción de los consultados por TI es que actualmente hay “un alto grado de impunidad”.

El Salvador se mantiene -por segundo año consecutivo- en el escaño 83, con una puntuación de 38 en la medición realizada anualmente por Transparencia Internacional (TI).

Por su parte, Nicaragua es el único país del istmo que subió tres puestos en el IPC 2013 y se colocó en la posición 127, respecto a la 130 en la que se ubicó en el ranking anterior.

Con los puntajes obtenidos TI coloca a Costa Rica en primer lugar, seguido de El Salvador en el segundo puesto en Centroamérica. En el tercero está Guatemala; en el cuarto, Nicaragua y en último lugar, Honduras.

La puntuación de este año fue de 53 para Costa Rica; 38 para El Salvador; 29 para Guatemala; 28 para Nicaragua; y 26 para Honduras. El IPC del año pasado, los puntos para Costa Rica fueron 54; El Salvador, 38; Guatemala, 33; Nicaragua, 29; y, Honduras, 28. La calificación de este índice es de 0 (percepción de altos niveles) a 100 (percepción de muy bajos niveles).

El coordinador del Centro de Asistencia Legal y Anticorrupción (ALAC) en el país, Roberto Burgos, aseguró que el retroceso de los países vecinos radica en que la percepción de los consultados por TI es que actualmente hay “un alto grado de impunidad”.

Según ALAC, el IPC se basa en la opinión de expertos sobre la corrupción en el sector público. El centro de asesoría legal agregó que las puntuaciones de los países pueden ser positivas cuando existe un amplio acceso a sistemas de información y normas que regulan el desempeño de quienes ocupan cargos públicos.

 

Aumenta percepción de impunidad

Para Burgos, en El Salvador existe una percepción de aumento de la impunidad y que la justicia no castiga a quienes cometen actos de corrupción.

El coordinador de ALAC aseguró que el sector justicia no emite condenas ejemplarizantes y que los casos como la absolución del exministro de Salud, Guillermo Maza, la corrupción en el manejo de los fondos de Correos, entre otros, hace que el órgano judicial aporte al estancamiento del país en el IPC.

El representante de la organización afirmó que de nada sirven los esfuerzos del gobierno en transparentar la gestión pública, denunciar y presentar casos de corrupción, si no existen condenas.

ALAC agregó que aún con los obstáculos, hay instituciones como el Ministerio de Obras Públicas y la Superintendencia de Competencia que son bien calificadas por los encuestados en el IPC y que con su trabajo hacen que la institucionalidad funcione.

Fuente: Transparencia Activa

You must be logged in to post a comment Login