Ofrecen colaborar

Por Teresa Gurza

Michelle Bachelet se impuso con más del 62 por ciento de los votos a la candidata de la derecha Evelyn Matthei; y será por segunda ocasión y a partir del próximo 11 de marzo, presidenta de Chile.

Socialista, agnóstica, separada, y madre de tres hijos, esta mujer que ha dicho estar a favor de los matrimonios entre homosexuales  y la despenalización del aborto, gobernará nuevamente un país en el que la Iglesia Católica tiene influencia tan decisiva, que hasta hace diez años no había divorcio.

La abstención electoral fue del 58 por ciento; pero al tenerse contabilizadas el 57 por ciento de las casillas, Matthei reconoció  “su triunfo es claro” y fue a la casa de campaña de Bachelet a felicitarla.

Y Carlos Larraín principal dirigente de Renovación Nacional, el más derechista de los partidos chilenos, declaró “ha sido elegida con una mayoría muy sólida; pero necesitará reafirmar su autoridad a cada rato y para eso cuenta con nosotros…”.

Ya veremos si esas declaraciones del líder máximo de la derecha, y autoconfeso pinochetista, resultan ciertas.

Por lo pronto al día siguiente del triunfo, el presidente Sebastián Piñera desayunó con ella; y empezó a preparar la entrega de la administración que dijo, será ejemplar; y los integrantes del comando de Matthei, se apresuraron a ponerse a sus órdenes para lo que necesite como presidenta electa.

Pero mientras la derrotada excandidata llamó a la derecha “a unirse ya, y cuidar hoy a sus líderes, porque mañana puede ser tarde”, tres importantes exponentes de su sector: Carmen Ibañez, Hernán Larraín Matte y el senador Antonio Horvath renunciaron a RN cuatro días después de los comicios y luego de décadas de militancia y de ocupar cargos directivos.

Y aprovechando la coyuntura electoral su padre el general Fernando Matthei, confesó que en 1988 debió haber votado contra la permanencia de Pinochet en la presidencia y no a favor como lo hizo; “voté que Sí cuando en el fondo deseaba que fuera No, traicionando mis convicciones”.

No concuerda con él Sven von Appen, cabeza del grupo empresarial Ultramar, que sigue aferrado a los nefastos tiempos de la dictadura y amenazó que si Bachelet atenta contra los intereses privados, “buscaremos otro Pinochet”.

Pero le salió al quite un empresario aún más poderoso, Andrónico Luksic, quien manifestó que la iniciativa privada no tiene preocupación alguna porque Bachelet sea presidenta y apoyará su gobierno.

Y en tanto la apabullada derecha se reorganiza, Bachelet anunció que se irá de vacaciones y a mediados de enero dará a conocer su gabinete; y se reunió con representantes de las comunidades palestina y judía, que le pidió avanzar en un Tratado de Libre Comercio entre Chile e Israel.

Por el momento todo es festejo en los partidos de centroizquierda agrupados en la Nueva Mayoría que postuló a Bachelet; pero los primeros meses de gobierno no serán fáciles.

Habrá que cumplir sus promesas de cambios estructurales y de fondo, en economía, educación, salud y política; y disminuir la desigualdad que hay en el país, la más alta en la región, con una reforma tributaria que subirá impuestos a los más ricos.

Y deberá convocar a una asamblea constituyente que termine con la heredada de la dictadura y que increíblemente perduró durante los 16 años de gobiernos democráticos.

Hacer las reformas no constitucionales que sólo requieren de mayoría simple, no será problema; porque la Nueva Mayoría tiene 66 de los 120 diputados y 21 de los 38 senadores.

Pero la tendrá difícil para las constitucionales; entre las que están, el fin al lucro en la educación y la institución de un estado laico sin menciones ni referencias a ninguna religión ni en las normas ni en las leyes; promesa que le valió que Matthei la acusara de estar contra la Iglesia Católica y sobre la que no hay consenso ni siquiera en los partidos que integran la Nueva Mayoría.

Y antes del inicio de su mandato y del fin del de Piñera, estará listo el fallo que el tribunal de la Haya dará a la demanda peruana para cambiar la delimitación marítima entre ambos países, que se conocerá el 27 de enero de 2014.

 

 

You must be logged in to post a comment Login