México aparece como primer mundo, pero funciona como tercer mundo

Por Pedro Echeverría

1. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) –integrada por un club de 34 países del que México forma parte, ha reprobado las políticas aplicadas por la administración de Enrique Peña Nieto en los rubros de salud, educación y seguridad. El Índice de mejor vida ubicó a México en el penúltimo sitio, únicamente por delante de Turquía. A partir de la tasa de delitos y homicidios registrados, el país obtuvo una calificación de cero. México tiene la tasa más alta de asesinatos, pero también es el país donde existe la máxima disparidad regional en estos crímenes. Es el último puesto en cuanto a educación, y en los más bajos sitios en los ingresos por habitante.

2. México ingresó por el presidente Carlos Salinas a la OCDE en mayo de 1994, a los pocos meses de la firma del Tratado de Libre Comercio, del levantamiento del EZLN y a dos meses del asesinato del candidato presidencial del PRI, Donaldo Colosio. Salinas buscaba deslumbrar y engañar diciendo que México había ingresado a los países del primer mundo; pero nunca dijo que allí todos los años haría el ridículo frente a los demás países. Y téngase en cuenta que México es un país –por su extensión y sus riquezas- de un enorme potencial el Latinoamérica, pero pésimamente gobernado por una lacaya burguesía y los EEUU, en los informes de la OCDE siempre aparece en la cola. Y eso huele muy mal.

3. Si la OCDE fuera una organización de fútbol México estaría siempre en tercera fuerza y ya hubiera sido expulsado o caído muchas veces de la primera y segunda. Porque así como del “primer mundo” están Canadá, EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania y Japón y del segundo están República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia, en el tercer mundo están los países coleros. Y esto es reamente vergonzoso si se recuerda que México –por su potencial- fue de los tres países (Brasil, México y Argentina) que estaban a la cabeza de América Latina en las décadas de los años 50, 60, 70. Pero México, con el neoliberalismo y la privatización prefirió entrar al “club de los ricos”.

4. Llevamos casi 20 años en la OCDE e incluso México ha alcanzado la Presidencia con un personaje al servicio total de los inversionistas de los EEUU, por ello se le ha conocido desde hace varias décadas como el señor Gurría o “el ángel de la dependencia”. Se suponía que fue colocado allí para favorecer inversiones hacia México y para bloquear informaciones negativas para el país; pero no ha podido tapar el sol con un dedo porque han sido tan evidentes los derrumbes y fracasos económicos de México que la falta de producción, el desempleo, la extensión de la pobreza y la miseria, la falta de inversión presupuestal en servicios de salud, educación y vivienda, son más claros que el agua.

5. En América Latina ni Brasil, ni Argentina, Colombia o Venezuela participan en la OCDE: solamente son miembros de esa organización México y Chile. De acuerdo con el neoliberalismo privatizador México prefiere la amistad con los países ricos que puedan darle aunque sea sus “sobras”… en comercio e inversiones. Y no es poco si observamos que en cifras “macro” México ha crecido 10 o 100 veces, pero si vemos quienes han sido los beneficiados encontraremos a 150 familias como los Slim, Azcárraga, Salinas Pliego, Larrea, Bailleres, Arango; y si vemos otras cifras encontraremos en la pobreza y la miseria al 80 por ciento del pueblo mexicano. Para eso han servido las políticas del PRI, PAN, PRD.

6. Lo grave es que conocemos cientos de informes-denuncias de la OCDE diciéndonos que México está en los últimos lugares en educación, salud, viviendo, inversiones, eliminación de la miseria y la pobreza; sabemos de las denuncias de Wikileaks, de Asange, Snowden, Mexileaks, escribimos extendiendo las denuncias y las respuestas son muy limitadas porque los medios de información (TV, radio, prensa) están al servicio del capital y los empresarios y gobiernos han triplicado la contratación de fuerzas armadas para reprimir. Sólo los heroicos maestros de la CNTE, junto con los electricistas despedidos y uno que otro núcleo continúa luchando en las calles.

Fuente: ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login