Demanda de hispana contra el Distrito de Columbia

También presentó otra demandad contra un restaurante local después de un asalto violento por oficiales de policia.

 

Washington, DC – Una mujer ha archivado una demanda importante de derechos civiles contra el Distrito de Columbia, siete oficiales de policía y Sabor Latino Bar and Grill, este último está ubicado en el noroeste del D.C.

El caso, presentado por Marilú Hernández-Romero, una inmigrante salvadoreña, alega que varios oficiales del departamento de policía metropolitana (MPD) violaron sus derechos constitucionales cuando utilizaron fuerza excesiva contra ella, asaltándola violentamente el día de acción de gracias del año  2012.

En la madrugada del 22 de noviembre de 2012,  la mujer estaba en el Sabor Latino Bar y Grill con su hermana y unos amigos cuando llegaron oficiales de policía para controlar un pleito qué había sucedido entre dos clientes en el restaurante. Cuando llegó la policía, los oficiales agarraron a la hermana de Hernández-Romero y empezaron a sacarla forzada y agresivamente del bar.

Al observar el tratamiento abusivo de su hermana, Hernández-Romero se acercó a un oficial y le pidió repetidamente  que soltaran a su hermana, diciéndole que la dejara. De inmediato, un oficial de policía lanzó a la mujer al piso de un puñetazo a la cara.  El oficial de policía luego se le montó encima, dándole varios puñetazos a la cara.

Después que el oficial le había golpeado varias veces, otro oficial se unió al asalto y le puso de pie jalándola por el pelo. Mientras estaba esposada, golpearon su cabeza en la puerta del restaurante y contra la ventana exterior del restaurante. La ventana exterior del restaurante quedó cubierta con la sangre de Hernández-Romero, después del asalto.

La mujer sufrió heridas muy graves debido al asalto. Los oficiales le quebraron la nariz, le dejaron los ojos magullados y una laceración grande en la frente. Adicionalmente fue diagnosticada con de trastorno de estrés postraumático, dolores de cabeza debilitantes, y ansiedad e insomnio severo.

Laura E. Varela-Addeo, una abogada de derechos civiles con las Oficinas de Gary M. Gilbert & Asociados, P.C. confirma que la mujer aún más de un año después del asalto todavía está tratando de recuperarse.

“La Sra. Hernández-Romero sufrió una gran injusticia por las manos de las personas que están a cargo de protegerla.  A pesar que esta demanda no curará las heridas severas emocionales y físicas, ella está determinada a llevar esta lucha a la corte federal y mandar un mensaje al MPD que no se tolerará este abuso horrible.”

Hernández-Romero también presentó una demanda contra Sabor Latino Bar y Grill por emplear al menos uno de los oficiales de policía quien participó en el asalto contra ella. Uno de los abogados del caso, John A. Freedman, quien es socio del bufete Arnold & Porter, LLP, dijo.

“La Sra. Hernández-Romero es una madre trabajadora que no merecía el abuso que ha experimentado.  El MPD tiene problemas crónicos con oficiales que utilizan fuerza excesiva y nosotros presentamos esta demanda para comunicarles que el comportamiento de los oficiales en éste incidente es intolerable y necesita parar.”

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login