¿Una mujer para dirigir la ONU?

¿Será una mujer el próximo secretario general de las Naciones Unidas? Mientras circulan las primeras candidaturas para el post-Ban Ki moon, en un Palacio de Cristal cada vez más rosa se perfila con fuerza el nombre de Helen Clark.

La ex premier neozelandesa, de 63 años, es ya la representante del llamado “sexo débil” con el cargo más importante en el organigrama de la organización internacional.

Jefa de gobierno de Wellington durante nueve años, Clark está al frente desde hace 5 años del programa de la ONU para el Desarrollo (Undp). “Una progresista con el estilo Margaret Thatcher”, comentó hoy el diario británico The Guardian. A diferencia de la “Dama de Hierro”, Clark siempre ha impulsado una mayor participación femenina en política, hasta el punto de que, cuando en 2008 dejó el puesto de premier, gran parte de los puestos clave de gobierno estaban ocupados por mujeres.

Aún faltan menos de dos años para la sucesión, pero la carrera ya ha comenzado. Según la Carta de la ONU, los candidatos a secretario general deben se presentados por grupos regionales y no por países individuales. A diferencia de los otros bloques (el de Europa occidental y otros, llamado Weog, el de América Latina y grupo Caribe, el grupo Asia-Pacífico, el grupo Africano), el de Europa Oriental nunca ha tenido un secretario general y, en teoría, el cargo más alto de la organización debería ir a un representante de este grupo.

El problema es que los europeos del Este ya han puesto en pista muchos nombres, por lo que al final llegarán al voto divididos.

Por ese motivo podría prevalecer un nombre externo, como el de Clark, que tiene como ventaja su actual trabajo y el hecho de que Nueva Zelanda, que forma parte del Weog, no presenta un secretario general desde la época de Kurt Waldheim, en los años 70.

El nombre de Helen Clark circula en una Palacio de Cristal cada vez más rosa: con la entrada, el primero de enero, de cinco nuevos miembros no permanentes, este año está compuesto por un tercio de mujeres: las embajadoras de Estados Unidos, Samantha Power, de Argentina, Maria Cristina Perceval, de Luxemburgo, Sylvie Lucas, de Lituania, Raimonda Murmokaite y de Nigeria, Joy Ogwu.

Es un récord en la historia de la ONU y un reflejo de la presencia creciente de las mujeres en la política internacional y la diplomacia: una veintena de países en todo el mundo tiene un ministro de Exteriores mujer.

Fuente: ANSA/ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login