Un manto de nieve cubre Washington, D.C.

Así lucen las áreas residenciales de Maryland. Al fondo un hombre palea la nieve para despejar el camino. Foto: Ramón Jiménez.

Así lucen las áreas residenciales de Maryland. Al fondo un hombre palea la nieve para despejar el camino. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Tal como había pronosticado el servicio meteorológico la tormenta de nieve que está azotando el sur de Estados Unidos tocó la región metropolitana de Washington el miércoles por la noche y seguirá todo este jueves.

El fenómeno natural se desplazó desde el sur hacia el centro-oriente y nororiente del país. En algunos sitios esperan acumulaciones de nieve de hasta 20 centímetros enWashington, D.C., Maryland y Virginia y 25 en Nueva York así como ráfagas de vientos de hasta 45 millas por hora que también pasará por Filadelfia en el estado de Pennsylvania.

Los gobernadores de Virginia, Terry McAuliffe y de Maryland, Martin O’Malley ya han declarado el estado de emergencia en sus estados, lo que les permite movilizar personal de la Guardia Nacional.

Una escena en el condado de Fairfax, Virginia. Foto: Pedro Sorto.

Una escena en el condado de Fairfax, Virginia. Foto: Pedro Sorto.

El servicio de transporte público fue cancelado desde el miércoles por la noche en el área metropolitana de la capital estadounidense —que incluye varios condados de Maryland y Virginia— continua este jueves. También todas las oficinas del gobierno federal , estatales y locales así como escuelas y universidades están cerradas este jueves y no se sabe todavía si permanecerán cerradas el viernes.

Hasta ahora los estados que han resultado más severamente afectados son Georgia, Texas, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Luisiana y Mississippi.

En esos estados los vientos helados de hasta 48 kilómetros por hora arrancaron árboles, ocasionaron interrupciones del servicio eléctrico en miles de hogares y complicaron las condiciones para conducir, al punto de hacerlas particularmente riesgosas.

Es así como los estados del sureste estadounidense están experimentando la peor tormenta de este invierno hasta el momento, algo inusual en esa region del país.

Las autoridades han levantado alerta a los conductores, para que eviten salir debido al riesgo que supone manejar en carreteras cubiertas de hielo.

Hasta el momento se reportan más de 350.000 hogares y negocios sin energía eléctrica en los estados afectados, según las compañías eléctricas locales.

Más 3.600 vuelos fueron cancelados el miércoles debido al hielo y los fuertes vientos. Y hasta ahora se han cancelado de forma preventiva otros 3.500 para el jueves, según reportó el sitio web de tráfico aéreo FlightAware.com.

Los aeropuertos internacionales de Atlanta (Georgia) y Charlotte (Carolina del Norte) han sido los más severamente afectados.

Cabe señalar que el presidente Barack Obama declaró el martes el estado de emergencia en Georgia y Carolina del Norte, lo cual implica que puede disponer de fondos federales para ayudar a manejar las consecuencias de la tormenta invernal.

En ciudades de Carolina del Norte se reportaron el miércoles grandes embotellamientos. Carreteras de Raleigh, Charlotte, Fayetteville y Durham se encuentran detenidas por el volumen de automóviles. Se informó que, tras permanecer varados por largo tiempo en el interior de sus vehículos, muchos conductores han optado por abandonarlos y marcharse caminando.

Fuente: MLNews/BBC Mundo

 

You must be logged in to post a comment Login