El Salvador a las urnas para elegir nuevo presidente

Entrevista con la diputada nacional Lorena Peña: “No dudo de la victoria del FMLN”.

 

Por Sergio Ferrari – Anne Catherine Bickel

El domingo 9 de marzo de la segunda vuelta electoral surgirá el nuevo presidente de El Salvador.

El pasado 2 de febrero, en el primer turno comicial, el partido en el gobierno, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), arañó la mayoría. Su candidato Salvador Sánchez Cerén obtuvo casi 49 % de los votos, muy adelante del opositor Norman Quijano de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

“Vamos a ganar con un buen margen en la segunda vuelta”, anticipa la diputada a la Asamblea Legislativa, Lorena Peña fundadora y militante del FMLN. Lorena Peña —durante la lucha guerrillera “Comandante Rebeca”— es presidenta de la Comisión de Hacienda y miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa. Ocupó altos cargos en el Parlamento Centroamericano. A nivel partidario dirige la Secretaría de Cultura.

P: ¿Cómo vivió el FMLN el hecho de no haber ganado en la primera vuelta electoral?

R: No hubo desmotivación. Los electores le dieron una amplia ventaja. Obtuvimos más de 10% sobre Norman Quijano candidato de ARENA, partido de derecha con mayor puntaje y quedó fuera de la contienda el ex presidente Elías Antonio Saca. Faltó apenas un poco más de un 1% para ganar ya que la Ley Electoral en nuestro país exige el 50% más un voto. Significa un muy buen resultado. Ya en ese primer turno quedó claramente perfilada la opción mayoritaria del pueblo salvadoreño a favor de las propuestas del FMLN. Por tanto tenemos mucho optimismo al pensar que podemos mantener esta ventaja el próximo 9 de marzo.

Diputada Lorena Peña.

Diputada Lorena Peña.

P: ¿Cuál fue la lógica de la campaña impulsada por su partido?

R: Nos enfocamos en una campaña alegre y propositiva. Y además decidimos no entrar en la provocación de la derecha y su juego sucio. Ellos quisieron crear el miedo pero no nos dejamos provocar. Los resultados están a la vista. Un FMLN fortalecido y una ARENA sensiblemente debilitada.

“Encontrar coincidencias, respetando diferencias”

P: ¿Tuvo el FMLN que negociar con otros actores políticos algún aspecto esencial del programa de gobierno para asegurar la victoria en la segunda vuelta?

R: Para nada. Nuestro programa “El Salvador Adelante” fue elaborado mediante una amplia consulta popular. Se crearon cerca de 30 mesas sectoriales donde participaron unos 3 mil especialistas. Y se realizó una consulta territorial en la cual se dieron cita más de 200 mil personas en reuniones de debate. Distribuimos una especie de encuesta sobre lo correctamente realizado, los déficits y lo que se espera en el futuro. Recibimos más de 600 mil formularios de respuesta con sugerencias que fueron procesados y dieron como resultado el norte de este programa. Este programa no está en negociación. Más bien, buscamos entre los votantes y dirigentes de los partidos que perdieron las coincidencias para llegar a acuerdos en algunos temas, siempre en el marco de nuestro programa. El futuro presidente Salvador Sánchez Cerén planteó claramente que el FMLN no quiere perder su identidad aunque tampoco pide a los otros que la pierdan. Es decir, las alianzas se van a hacer entre actores diferentes, cada cual con su identidad, pero encontrando coincidencias para gobernar.

“El mejor Gobierno de la historia de El Salvador”

P: ¿Cómo explica que luego de cinco años del Gobierno de Mauricio Funes, el FMLN no se haya desgastado con el ejercicio del poder y llegue reforzado a estas elecciones?

R: Es el resultado directo, fundamentalmente, de los programas económicos y sociales del FMLN y del presidente Funes que han mejorado la vida del pueblo con un enfoque de desarrollo económico local. Todo lo que se ofrece en esos programas es el resultado de productores y productoras salvadoreños pequeños, medianos y hasta micro. Hoy en El Salvador todos los niños y niñas que concurren a la escuela primaria cuentan con sus zapatos, uniformes, alimentación y útiles escolares gratuitos. Y se han creado casi 40 mil empleos – costureras, sastres, zapateros, campesinos- que hoy aseguran esa producción social para dignificar la niñez salvadoreña. Además, de la mano de Salvador Sánchez Cerén, ex Ministro de Educación y ahora candidato presidencial, se realizó una profunda reforma educativa, Se volvió a crear la Escuela de Maestros – hasta ahora era un viejo cuartel- y la quinta parte de todos los establecimientos escolares del país se convirtieron en escuelas inclusivas de tiempo pleno -mañana y tarde- y con numerosas actividades extra académicas como deportes, ajedrez, aprendizaje de instrumentos musicales, producción agrícola, horticultura, etc. Sin olvidar que en estos años se realizó también una reforma integral de la salud, mejorando el sistema hospitalario – que incluyó la construcción de siete nuevos hospitales- y el sistema de salud comunitaria. Así como un programa integral de atención que benefició ya a 500 mil mujeres. Clave también ha sido el programa de producción agrícola de alimentos básicos. De ser importadores casi el 80 % del frijol, maíz y arroz, productos esenciales en la dieta salvadoreña, ahora casi somos autosuficientes, al menos en los dos primeros. Lo que llevó a una baja significativa del precio. Nuestro crecimiento que era casi 4 puntos negativo llega hoy al 2 %. ¡Los sectores populares han sentido mejoras sustanciales en estos últimos años!

P: ¿Y cuáles son los principales desafíos para los próximos 5 años en caso que el FMLN confirme los resultados del 2 de febrero?

R: Uno de los más grandes desafíos es dar sostenibilidad al sistema de protección social. Tenemos un enfoque de derechos de las personas a la salud, educación y renta básica. Garantizar este sistema de protección social requiere destinar recursos para poder ampliarlo y seguir desarrollándolo. Eso implica buscar niveles de crecimiento y lograr una redistribución del ingreso. Otro desafío es la seguridad ciudadana, que afecta todo los aspectos de la vida. Para construir una sociedad segura que se desarrolle es necesario minimizar la delincuencia, reducir los problemas de seguridad. Y otro gran reto es cómo lograr que los grandes actores económicos acepten aportar a un modelo centrado en la gente y no en las ganancias. Esta ha sido la principal contradicción de la derecha con el actual Gobierno. Hay que decir, sin embargo, que hay empresarios que están dispuestos a limitar sus ganancias y aportar a este modelo y hoy apoyan el programa del FMLN.

– – – – – –

¿Rectificar errores?

Según la diputada Lorena Peña, el Gobierno de Mauricio Funes ha sido el mejor de toda la historia de El Salvador. “Por primera vez no es la oligarquía quien conduce el gobierno y decide qué impuestos aplicar, qué tarifa, qué obras realizar. Esto se acabó. Es cosa del pasado…

Hemos tenido 5 años de confrontación con los sectores de la derecha, pero ellos también tienen que cambiar en la medida que el pueblo ya no les apoya.

Algunos critican que el presidente Funes no fue más lejos. Pero no se dan cuenta que no podía ir más lejos, no había condiciones para más. Incluso fue muy lejos en cuanto a programas de seguridad social muy amplios en medio de una crisis económica que era significativa. En medio de la crisis hemos quitado los impuestos sobre la renta a los más pobres y les aumentamos a los más ricos. También por primera vez en 15 años se niveló la pensión de la vejez con el salario mínimo. Son hechos que dan la pauta de la orientación centrada en la gente de este Gobierno.

Además hemos entregado a la Fiscalía 250 denuncias de corrupción de los anteriores gobiernos. De ella depende ahora cómo va a manejar estas denuncias.

En síntesis, pienso que el rumbo fue el correcto. Quizás lo que se puede mejorar es la política exterior. Faltó establecer nuevas alianzas, abrir nuestro espacio internacional, ampliarlo a más naciones, extenderlo. Y este es también un desafío importante. (Sergio Ferrari).

Fuente: ARGENPRESS.Info

 

You must be logged in to post a comment Login