Nicaragua se aleja de Estados Unidos y se acerca a Rusia

Las recientes declaraciones del ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigú sobre la supuesta negociación con el gobierno sandinista para instalar bases militares en el país, abrieron las puertas del debate público sobre si con esa posición rusa Nicaragua se “aleja” de la influencia de Estados Unidos o se “acerca” a la diplomacia de Rusia.

Las declaraciones de Shoigú abrieron el debate, y removieron las antiguas relaciones mantenidas por el primer gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en la década de los 80 y principios de los 90 con la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En esta ocasión, con el segundo gobierno del FSLN presidido por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, el acercamiento con Rusia permitiría la modernización del armamento del Ejército de Nicaragua (EN), de tecnología rusa, y supuestamente buscaría una señal de disuasión en el conflicto marítimo con Colombia en el mar Caribe.

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, no se mostró “preocupada” por el “acercamiento” de Nicaragua a Rusia, ni con el supuesto establecimiento de una base militar de ese país en territorio nicaragüense.

“Mi gobierno no está preocupado por el acercamiento de Nicaragua a Rusia”, dejó claro la diplomática estadounidense.

Para la embajadora estadounidense, Nicaragua es un país “soberano” con derecho a tener relaciones con otros países, así como la tiene con Estados Unidos, y eso no le preocupa a su gobierno.

El jefe del Ejército de Nicaragua (EN), general Julio Avilés, negó las negociaciones con Rusia para abrir bases militares rusas en territorio nicaragüense, aunque recordó que las relaciones con la fuerzas armadas de Rusia son tan “excelentes” como son con las de México, Venezuela y Cuba.

“Los lazos con la Federación Rusa son fuertes y nosotros hemos recibido mucho apoyo de ellos”, remarcó Avilés.

El embajador de la Federación Rusa en Nicaragua, Nikolay Vladimir, negó también las negociaciones con Nicaragua para instalar las bases militares de su país en territorio nacional.

“Yo no conozco esas negociaciones”, dijo el diplomático ruso ante los periodistas, y señaló que tampoco se ha hablado de bases militares en Cuba.

Según Vladimir, Shoigú (al hablar en la cadena rusa RT el pasado 26 de febrero), quiso expresar que cuando los buques de su país están en diferentes partes de los océanos, necesitan de abastecimiento, por permanecer de dos a tres meses patrullando. El embajador ruso recordó cuando el año pasado un crucero de su país atracó en el puerto de Corinto, en el océano Pacífico nicaragüense, porque necesitaba de reabastecimiento.

El vicepresidente de Nicaragua, y ex jefe del EN, general en retiro Omar Halleslevens, dijo que el gobierno es respetuoso de la Carta Magna, y ésta prohíbe instalar bases militares extranjeras en el suelo nicaragüense.

Un especialista en temas militares cree que Nicaragua, en el ámbito geopolítico, está colaborando más con Estados Unidos en los aspectos de seguridad, mientras se encuentra en un “proceso” de fortalecimiento de sus relaciones diplomáticas con Rusia.

“Nicaragua mantiene una colaboración transparente con el Ejército de Estados Unidos, el Comando Sur, los guardacostas, y agencias como el FBI (Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos) y la DEA (Dirección Estadounidense Antidrogas)”, explicó el analista militar Roberto Orozco.

Nicaragua actualmente tiene una estrecha cooperación con el gobierno de Estados Unidos en materia de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Orozco reconoció que si Nicaragua lograr mantener “satisfecho” a Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico y su colaboración directa con el Comando Sur del Ejército de ese país, no le va a interesar si profundiza sus relaciones con Rusia.

Fuente: Xinhua/ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login