Diez millonarios; y pobres, cuatro de cada diez.

¡Felicidades Lorenzo!

Por Teresa Gurza.

Acabar con la desigualdad además de un imperativo ético, es la única forma que tiene México de ser una economía competitiva internacionalmente, destacó el doctor José Narro Robles rector de la UNAM.

Nuestro país es una de las naciones más desiguales del mundo; y esto se comprobó una vez más con la reciente información de que diez mexicanos acaparan 133 mil millones de dólares; mientras que cuatro de cada diez compatriotas, no tienen para comida suficiente y de calidad.

Pero pese a las evidencias, nuestro gasto social sigue siendo menor que en muchos otros países de menos carencias y no ha servido de gran cosa para combatir la pobreza.

Al inaugurar el congreso Política social y sociedad civil: retos para alcanzar la equidad y la justicia social,  el doctor Narro indicó que en los últimos 15 años los gobiernos han destinado casi tres billones de pesos a programas sociales; pero siguen sin resolverse los problemas de pobreza, injusticia, exclusión y desigualdad.

Y cuestionó si esa acción “desintegrada y parcelada”, es la adecuada para atender situaciones que llevan a que más de cinco millones de mexicanos no sepan leer ni escribir, once millones vivan en pobreza extrema y más de 50 millones sufran carencias básicas.

Alertó sobre lo mismo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); que esta semana destacó en su informe “Panorama de la Sociedad 2014″ que en México no mejoran el nivel de pobreza y los indicadores de bienestar.

Y precisó que nuestro país tiene el ingreso nacional más bajo entre todos los países miembros y ocupa el segundo lugar en desigualdad.

Al evaluar el comportamiento de la economía regional a más de cinco años de la crisis financiera de 2008, la OCDE señaló que debido a los recortes hechos en México al gasto social, aumentaron las dificultades de los grupos vulnerables.

Y que actualmente se invierte en ellos menos de siete y medio por ciento del PIB, cuando el promedio en la OCDE llega a casi 22 puntos porcentuales.

El documento añade que en ningún otro país, la gente tiene la percepción de no poder comprar comida suficiente; que el nivel de pobreza relativa es el segundo más elevado en el área, “uno  de cada 5 mexicanos es pobre, en comparación con uno de cada 10 que corresponde al promedio de la OCDE”; y que en empleo, México sigue muy por debajo del resto.

De más está reconocer, que el doctor Narro y la OCDE tienen toda la razón; y que sus diagnósticos debieran obligar a tomar medidas urgentes y a cambiar el sentido de la economía.

Porque será imposible lograr que el crecimiento llegue en igual proporción a todos los mexicanos, si seguimos como vamos; gastando a lo tonto y despilfarrando entre otras muchísimas cosas, en pésimos partidos políticos que se agandallan dinerales.

Es absurdo y desproporcionado, que el IFE-INE goce de un presupuesto elevadísimo mientras haya mexicanos con hambre.

Que los legisladores dilapiden, como acaban de hacerlo al alquilar computadoras que no necesitaban, solo para no devolver recursos a la Tesorería; y que tras de todo, se llenen la boca alardeando que autorizaron pensiones de 580 pesos mensuales para los adultos mayores; y aportaciones gubernamentales de ¡¡¡20 CENTAVOS!!! por cada peso que los trabajadores metan al ahorro voluntario para su retiro.

Pero dejan impunes los moches y los fraudes en Oceanografía, Sedesol, IMSS, Infonavit y PEMEX; solapan la corrupción en estados y municipios; y en sindicatos como el SNTE, que paga 333 millones al mes a más de 200 mil maestros que no existen, en tanto que la mitad de las escuelas del país carecen de agua, luz, mesabancos y hasta de pizarrones.

La injusticia causa ya irritación, que se expresa de muchas maneras y se incrementa porque no hay semana sin denuncias  sobre los gastos que hacen los del poder con dinero ajeno.

¿Qué ha pasado por ejemplo, con lo afirmado por la Auditoria Superior de la Federación (ASF) de que en el último año de Calderón, hubo “quebranto y desvío de fondos”; que su cuenta pública revela un sobreprecio de 200 por ciento en obra carretera; pérdidas de 228 millones de pesos en el programa Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial;  y “opacidad” en el manejo de los dineros del Seguro Popular?

You must be logged in to post a comment Login