El verano no debería ser sinónimo de hambre para los niños de EE.UU.

Por Kevin Concannon,

Cuando niño, siempre ansiaba esa alegría sin preocupaciones que traía el verano. Recuerdo los largos días jugando al aire libre en un parque cercano hasta que llegaba la hora de volver a casa para almorzar. Desafortunadamente, muchos de los niños de nuestra nación no experimentan las simples alegrías del verano. De hecho, demasiados se quedan preocupados al no saber de dónde provendrá su próximo desayuno o almuerzo cuando las escuelas cierran durante los meses de verano.

Durante el año escolar, cerca de 31 millones de niños estadounidenses reciben comidas escolares diariamente, a través del Programa Nacional de Almuerzos Escolares y el Programa de Desayunos Escolares. Aproximadamente 21 millones de esos niños reciben comidas a precios reducidos o de manera gratuita, en base al ingreso de su familia. Con la llegada del verano, no obstante, únicamente de 3.5 millones de estos niños participan en el Programa de Alimentos de Verano (SFSP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura (USDA).

Esto quiere decir que millones de niños elegibles de bajos ingresos se encuentran en riesgo de sufrir hambre durante los meses de verano. Y sabemos que para poder triunfar y alcanzar su más alto potencial, los niños necesitan una buena nutrición todo el año.

El Programa de Servicio de Alimentos de Verano trabaja para llenar esta brecha nutricional durante el verano con los niños que califican para recibir almuerzos gratuitos o a precios reducidos durante el año escolar.  Este programa ofrece comidas sanas a niños y jóvenes elegibles hasta los 18 años de edad.  Trabajando en conjunto con colaboradores nacionales, estatales y locales, incluyendo a un dinámico equipo de voluntarios, el USDA lleva alimentos a los niños cuando la escuela cierra durante el verano.

A pesar de que el USDA ha trabajado para incrementar el acceso a las comidas de verano para los niños elegibles desde el 1968, el SFSP comenzó a ser una prioridad en el 2013. El verano pasado, el USDA empleó una nueva táctica para trabajar con los colaboradores, la cual ofreció una intensiva asistencia técnica dirigida al SFSP en cinco estados. El resultado fue un crecimiento histórico de comidas servidas en toda la nación – ¡la meta eran 5 millones y se sirvieron un total de 7 millones! Esperamos continuar los éxitos del año pasado con nuestros socios estatales y locales este verano del 2014 y lograr el objetivo de cerrar la brecha de hambre en el verano.

La clave para triunfar este año será la expansión del número de Sitios o lugares donde se sirven alimentos de verano a los niños. Debemos difundir la voz en las escuelas, parques y lugares de recreación, bibliotecas, organizaciones religiosas y comunitarias de toda la nación; la participación de estas entidades es vital para el éxito continuo de SFSP. Los plazos para convertirse en patrocinadores del Programa de Servicio de Alimentos de Verano varían según el estado y en algunos casos cierran cerca del 15 de abril. Los patrocinadores del Programa supervisan y ofrecen las comidas en los Sitios de verano y el USDA, a través de los estados, rembolsa a los patrocinadores por las comidas servidas a los niños.

Estoy seguro de que no es ninguna sorpresa cuando digo, que organizar a cientos de grupos religiosos, cívicos, centros de recreación, bancos de alimentos, escuelas, organizaciones sin fines de lucro y voluntarios, toma tiempo, esfuerzo y compromiso de todos los sectores.  Para cualquier comunidad que valora a su juventud (y no he conocido una que no lo haga), debemos organizarnos ahora para luchar contra el hambre este verano.

Si usted o su organización tiene interés en ayudarnos a reducir el riesgo de hambre en los niños de nuestra nación, visite nuestro sitio web, www.summerfood.usda.gov. La caja de herramientas del Programa de Alimentos de Verano incluye muestras de materiales de alcance, formularios, panfletos, avisos colgantes para puertas, cartas para los padres, ejemplos para desarrollar actividades en el Sitio, ejemplos de mejores prácticas, entre otros materiales. Los representantes estatales también se encuentran disponibles para responder preguntas y facilitar la inscripción de patrocinadores y el registro de sitios.

Únase a nosotros para lograr que este año cada niño tenga acceso a comidas saludables durante los meses de verano!

Kevin Concannon es subsecretario de Servicios de Alimentos, Nutrición y Servicio al Consumidor de USDA

 

 

You must be logged in to post a comment Login