El genocidio en Ruanda y la complicidad de Francia

Por Alejandro Teitelbaum

En vísperas de la conmemoración del vigésimo aniversario del genocidio en Ruanda (800.000 víctimas), el presidente de dicho país volvió a acusar a Francia de complicidad en el mismo.

El Gobierno francés se declaró ofendido y anunció que no participará en los actos conmemorativos.

La verdad de los hechos.

En vísperas del genocidio, el general canadiense Romeo Dallaire, jefe de las fuerzas de la ONU en Ruanda (MINUAR) advirtió acerca de lo que se avecinaba a Kofi Annan, quien más tarde sería Secretario General de las Naciones Unidas y entonces era jefe de las operaciones de mantenimiento de la paz en la ONU. Koffi Annan guardó en un cajón de su escritorio el informe de Dallaire.

Cuando ya se perfilaba la derrota del gobierno genocida ante el avance del Frente Patriótico Ruandés, Francia, cuyo presidente de entonces era el socialista François Miterrand gobernando en “cohabitación” con Balladur, un Primer Ministro de derecha, promovió la resolución 929 del Consejo de Seguridad, que creó una “zona humanitaria segura” en Ruanda. En esa zona se desplegaron fuerzas militares francesas (la “Operación Turquesa”) cuya principal ocupación fue proteger a los genocidas en fuga.

Una comisión parlamentaria francesa investigó años después los hechos, en particular por qué las tropas francesas no desarmaron efectivamente a los genocidas ni arrestaron a ninguno de ellos. Alain Juppé, que era Ministro de Relaciones Exteriores durante la Operación Turquesa, declaró con todo cinismo ante la Comisión Investigadora Parlamentaria que « teniendo en cuenta los efectivos afectados a la Operación Turquesa, no fue posible proceder al arresto de probables criminales de guerra y que, además, el Consejo de Seguridad nunca confirió tal mandato”.

Ahora el mismo Juppé llama al presidente socialista Hollande “a defender el honor de Francia, de su ejército y de sus diplomáticos”.

Por su parte, el Movimiento de las Juventudes Socialistas de Francia emitió un comunicado donde dice que es un “error indigno de Francia” la decisión de anular su participación en las conmemoraciones y continúa: “con esa decisión deja entender una vez más que no reconoce su implicación en el genocidio de los tutsis en Ruanda pese a que ha sido verificado por los historiadores”.

Fuente: ARGENPRESS.Info

You must be logged in to post a comment Login