Historia de un “librocidio”

disparo-en-la-catedral

Novela “Disparo en la catedral”, del escritor salvadoreño Mario Bencastro, rechazada por la Secretaría de Cultura de El Salvador.

La Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI) de la Secretaría de Cultura de El Salvador, rechazó la publicación de “Disparo en la catedral”, novela premiada en el Certamen Literario Internacional Novedades y Diana de México en 1989 donde fue parte del jurado el reconocido escritor Juan José Arreola.

Aunque no provee detalles específicos, el comunicado de la DPI dictamina: “La revisión técnica de la estructura lógica (articularla mejor), revisión de la puntación y de la voz narrativa del texto”.

“Disparo en la catedral” fue originalmente publicada en 1990 (hace 26 años) en México por Editorial Diana en una edición inicial de 6.000 ejemplares que se agotó en unos meses. En 1998 los derechos de la obra fueron adquiridos por Arte Público, editorial que la relanzó en español y luego en inglés en Estados Unidos. La novela fue recibida positivamente por el lector popular y el académico, se estudia en escuelas y universidades de El Salvador y EEUU, y ha sido tema de tesis doctorales, innumerables ensayos y comentarios.

El autor busca publicar “Disparo en la catedral” en su país para donar los libros a las escuelas públicas de zonas marginales como parte de su anual campaña personal de lecturas literarias para el rescate de la memoria histórica entre la juventud salvadoreña.

La remuneración económica por la publicación de un libro en la editorial del gobierno es mínima. De la edición de 1000 ejemplares el autor recibe 200 libros como pago. Es prácticamente una donación que el escritor hace al estado para enriquecer el fondo cultural nacional.

El dictamen de la Secretaría de Cultura de El Salvador que se cambie el texto no es razonable ni recomendable por tratarse de una obra ya publicada por respetables editoriales de México y de Estados Unidos en dos lenguas.

Una hipótesis sobre el rechazo es que la Secretaría de Cultura de El Salvador decidió no publicar la novela premiada internacionalmente por razones políticas y preferencias personales del Consejo Editorial, y como excusa pide cambiar el texto, algo que es imposible hacer, pues es como si se exigiera a Roque Dalton cambiar el texto de “Taberna y otros lugares” después de haber sido premiado y publicado en Cuba.

Actualmente “Disparo en la catedral” circula internacionalmente en forma impresa y electrónica. Si el estilo, la puntuación y la estructura literaria de la novela no es del agrado de la Secretaría de Cultura de El Salvador es cosa de preferencias personales, algo que tampoco se puede cambiar. Alterar la obra para que se ajuste al gusto de los representantes del gobierno sería negarle su originalidad, manosearla, algo que va en contra de la libre expresión artística.

Estas situaciones, sin embargo, no son nada nuevas. Existen antecedentes de obras rechazadas por imprentas del Estado como es el caso de las novelas “Doctor Zhivago” de Boris Pasternak y “Agosto 1944” de Alexander Solzhenitzin, las que fueron rechazadas por el gobierno ruso y fueron publicadas en el extranjero, siendo eventualmente estos escritores galardonados con el Premio Nóbel de Literatura por la excelencia de su obra.

El otro dictamen:

Jurado del Premio Literario Internacional Novedades y Diana, México, 1989, sobre “Disparo en la catedral”.

Un golpe de Estado en El Salvador, seguido por el toque de queda y la ley marcial, anuncia el advenimiento de un cambio de régimen. La Junta, formada por civiles y militares, toma posesión del gobierno y recibe asistencia de Estados Unidos para combatir las demostraciones públicas y la guerrilla.
Un religioso llamado Oscar Romero intercede en favor de la paz y el retiro de la ayuda de Estados Unidos. Tiempo después, cuando los civiles abandonan la Junta, Monseñor Romero sería impunemente asesinado.
Ventana al desolado campo de múltiples batallas, este primer libro de Mario Bencastro se caracteriza por la fluidez del lenguaje y un hábil manejo de los personajes, en una escritura que rescata del olvido la lucha salvadoreña y sus héroes y mártires.
“Disparo en la catedral” es una novela política, no panfletaria ni amarillista. El historiador y el novelista caminan muy cerca, muchas veces se cruzan. “Disparo en la catedral” es un magnífico ejemplo de novela, de cómo tratar de manera profunda, objetiva y ágil las realidades más difíciles e intensas de nuestro continente.
–Jueces del Premio: Juan José Arreola y Carlos Montemayor.

Los siguientes trabajos académicos contienen estudios analíticos de la novela “Disparo en la catedral”

Monseñor Romero como símbolo en la novela Disparo en la catedral de Mario Bencastro. (Tesis). Ana Dilma Chinchilla, Rosa María Rodríguez C., Eliseo de Jesús Castillo, Universidad Modular Abierta, Santa Ana, El Salvador, 1996.

La Literatura como megadisciplina: el arte multidisciplinario de Mario Bencastro. (Tesis). Rich Davies, Washington State University, Washington, 1995.

“Disparo en la catedral”. Bárbara Mujica. Georgetown University, Revista Américas, 1990. Washington, D.C.

“Análisis existencial de Disparo en la catedral de Mario Bencastro”. Frederick B Mills. Bowie State University, Maryland. January 2007.

“Mario Bencastro, Oscar Romero y Nosotros”. Mario D. Fenyo. World History Connected. 2010.

ArteNet © 2016 Mario Bencastro – Director. Fundación: 1999.
Correo: [email protected] – Internet: w ww.MarioBencastro.org

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login