El Salvador: Presidente entrega a salvadoreños en el exterior Política de Protección

En su mensaje, el mandatario destacó que luego de la firma de los Acuerdos de Paz, en 1992, se inició un trabajo para la elaboración de políticas y estrategias que permitan garantizar los derechos de la población migrante y de los compatriotas que residen en diferentes partes del mundo.

“Nuestra visión es construir una nación que transcienda las fronteras, que abarque a los salvadoreños que están en el exterior”, dijo el gobernante.

Este es el segundo encuentro que personas de la diáspora salvadoreña realizan a este espacio creado por el Presidente Salvador Sánchez Cerén. El primero fue realizado en abril de 2016 y permitió el diálogo directo entre el mandatario y más de 130 representantes de comunidades y asociaciones de salvadoreños en el extranjero.

El estadista destacó hoy el trabajo realizado por CONMIGRANTES en la construcción de acciones que tienen a su base impulsar junto a los órganos del Estado una labor decidida para promover y velar por que se cumplan los derechos de la población migrante.

“El intercambio con las instituciones, el esfuerzo interinstitucional también es determinante para que los programas nacionales que se desarrollan en áreas como educación, en salud, en economía puedan llegar los servicios hasta nuestros compatriotas que están en el exterior”, dijo.

Durante el encuentro se presentó la Política Nacional de la Protección para las Personas Migrantes Salvadoreñas y sus Familias, una iniciativa creada a través de un amplio proceso de participación ciudadana, tanto en el territorio nacional como fuera de las fronteras.

La Política tiene como principal objetivo proteger y defender los derechos de la persona migrante salvadoreña y su familia en las distintas etapas del proceso migratorio, así como promover el desarrollo y el despliegue de sus capacidades mediante un sistema de coordinación interinstitucional por parte del Estado salvadoreño.

“Además han colaborado otras instancias internacionales para garantizar la ejecución de esta política, ahora lo que viene es la puesta en marcha, un plan de acción en la cual esta política se vuelva realidad”, manifestó el estadista.

En este sentido, aseguró que el trabajo para hacer efectivo el cumplimiento de esta iniciativa ya inició con la labor territorial que realiza CONMIGRANTES, así como a través de los diferentes programas que el gobierno ha creado para las personas retornadas.

El tema migratorio es una prioridad para el gobierno del Presidente Sánchez Cerén, y el mismo se aborda desde una visión integral, es decir que se basa, no solo en la atención de los compatriotas, sino también de sus familias que aún residen en El Salvador.

El Salvador no permitirá que se estigmatice a la comunidad migrante en EE.UU.

Durante su intervención en Casa Abierta, que hoy reunió al Presidente Salvador Sánchez Cerén con representantes de los salvadoreños en el exterior, el jefe de la diplomacia salvadoreña rechazó declaraciones en torno a los migrantes salvadoreños.

Hay que diferenciar que la mayoría es gente honrada, “que trabaja hasta tres turnos en los Estados Unidos para contribuir a esa economía y para contribuir a nuestra economía” y el “pequeño grupo de criminales” que pertenecen a una “organización criminal trasnacional que, por cierto, no solo está integrada por salvadoreños, y que, por cierto, se originó en una de las calles de los Estados Unidos, de Los Ángeles”.

“Rechazo categóricamente que se quiere poner en solo paquete a toda la comunidad migrante, acusando a la comunidad migrante de crímenes, acusando a la comunidad migrante de delitos, criminalizando a la comunidad migrante, estigmatizando a la comunidad migrante”, dijo el canciller Martínez.

El funcionario destacó que 190 mil salvadoreños están actualmente amparados al TPS en Estados Unidos, de ellos el 53% tienen una hipoteca en E.E.U.U y están pagando por su lugar de vivienda.

El 85% habla inglés, el 88% son fuerza laboral activa en los Estados Unidos y el 37% completó ya el nivel de enseñanza preuniversitario.

Del total de compatriotas que tienen TPS, 37 mil trabajan en la construcción, 22,500 trabajan en restaurantes y otros servicios, unos 12 mil trabajan en la agricultura y jardinería y 7,900 trabajan en hotelería.

“El 10% de ellos (de los amparados al TPS) tienen sus propios negocios y dan empleos a otros salvadoreños y a otros ciudadanos de otras partes del mundo, incluidos algunos norteamericanos”, expresó el canciller.

Asimismo, el 56% cotiza a la salud y a la seguridad social en los Estados Unidos.

“Entonces, no podemos aceptar -bajo ninguna circunstancia- que se quiera poner en un mismo paquete a la comunidad salvadoreña migrante, que es una comunidad honrada, pujante, trabajadora, con un pequeño grupo de personas que están en las organizaciones criminales”, afirmó.

Añadió que “si Estados Unidos quiere combatir a las organizaciones criminales, estamos listos para hacerlo junto a ellos. Aquí estuvo el fiscal (Jeff) Sessions, hace dos días, e intercambiamos información sobre eso”.

Al reafirmar que el gobierno del Presidente Sánchez Cerén no permitirá que se estigmatice a nuestra comunidad migrante, anunció que se usarán los recursos legales en Estados Unidos para proteger a nuestra comunidad migrante.

“Y en el momento que se viole un derecho de un compatriota migrante vamos a acudir también a las instancias internacionales”, dijo el jefe de la diplomacia salvadoreña.

Sánchez Cerén se reúne en con el fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions

Sánchez Cerén (izq.) y el fiscal general, Jeff Sessions.

En la reunión participaron el ministro de justicia y seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde; el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, y el secretario de gobernabilidad y comisionado presidencial para la seguridad ciudadana y convivencia, Hato Hasbún, así como la embajadora estadounidense en El Salvador, Jean Manes, y el fiscal adjunto de Estados Unidos, Kenneth Blanco.

“El Fiscal General de los Estados Unidos expresó la complacencia por el trabajo que se ha venido desarrollando de forma conjunta. Reconoció los progresos, los avances que se han tenido en materia de reducción de homicidios, reducción de la incidencia delincuencial y otros delitos”, aseguró el ministro Ramírez Landaverde tras la reunión.

Señaló que fueron abordados los temas ligados al combate a las pandillas, la trata de personas y el narcotráfico “con énfasis” en el hecho de que deben ser esfuerzos de carácter regional basados en la cooperación.

“También manifestó que el gobierno de los Estados Unidos desea ser aliado de ese proceso para El Salvador, de seguir apoyando para que los planes de seguridad logren la continuación de la reducción de homicidios y los delitos en general”, agregó el ministro.

Por su parte, el canciller Martínez destacó que durante el encuentro hubo coincidencias en lo referente al combate de pandillas, el narcotráfico y el crimen organizado.

“El ministro Ramírez Landaverde compartió los detalles de cómo hemos ido reduciendo el número de homicidios -hasta llegar a un dígito- que lo hemos reducido en más de un 50%”, informó el ministro de relaciones exteriores.

“Nos dedicamos a analizar cómo podemos incrementar la cooperación entre los Estados Unidos y El Salvador para el combate al narcotráfico, pero también fundamentalmente las pandillas, más concretamente a una de las pandillas principales, que es la pandilla que en Estados Unidos se está persiguiendo en este momento”, agregó el funcionario.

Aseguró que este esfuerzo contempla la cooperación en el marco de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, que impulsan Estados Unidos, El Salvador, Guatemala y Honduras, así como el compartir información sobre los delincuentes que operan de forma transnacional en estos países.

“La idea sería elevar ese nivel de información que se comparte, compartir también más tecnología y compartir los modus operandi que tienen estos grupos, tanto en Estados Unidos como en El Salvador, pero hay coincidencia plena de que se debe golpear de la manera más contundente posible a estos grupos criminales en ambos países, pero también en alianza con otros países como los del Triángulo Norte y México”, detalló el canciller Martínez.

Destacó que la visita del fiscal Sessions al país significa un “reconocimiento del gobierno de los Estados Unidos, en sus diferentes ramas, por los esfuerzos que está haciendo El Salvador en el combate al crimen, al crimen organizado transnacional y a las pandillas”.

“Las últimas palabras tanto del fiscal Sessions como del fiscal adjunto [Keneth Blanco] fueron prácticamente de reconocimiento, de desearnos que continuemos con los éxitos en el combate a los grupos criminales transnacionales y a las pandillas, y de compromiso de ellos para seguir apoyando el esfuerzo que realiza el gobierno de El Salvador”, indicó el ministro Martínez.

Fuente: Transparencia Activa

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login