Trump declara falsamente que Obama no se comunicaba con las familias de soldados

El presidente Donald Trump, rompió el lunes su silencio en torno a las muertes de cuatro Boinas Verdes del Ejército estadounidense que fallecieron en una emboscada en Níger hace dos semanas.

Trump declaró que se pondría en contacto con las familias de los soldados, al tiempo que afirmó falsamente que el presidente Barack Obama no hacía lo mismo cuando las tropas estadounidenses eran asesinadas en combate. Trump hizo comentarios al respecto luego de haber sido interrogado sobre su silencio por los periodistas durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca con el líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

El presidente Trump dijo: “En cuanto a la forma tradicional, si se fijan en el presidente Obama y otros presidentes, la mayoría de ellos no llamaban, muchos de ellos no lo hacían. Me gusta llamar cuando es apropiado, cuando pienso que puedo hacerlo. Ellos han sacrificado sus vidas”.

La declaración falsa de Trump provocó la indignación entre quienes formaron parte del gobierno de Obama; entre ellos, el ex asesor adjunto de seguridad nacional, Benjamin Rhodes, quien la calificó de una “mentira indignante e irrespetuosa, incluso para los estándares de Trump”.

Los cuatro Boinas Verdes fueron asesinados en una patrulla conjunta con tropas nigerianas el pasado 4 de octubre, cuando el presidente Trump dio amplias libertades a sus generales en el Mando África de Estados Unidos (AFRICOM) para perseguir de forma unilateral a los milicianos en gran parte de África. Los cuatro sargentos fallecidos eran Bryan Black, Jeremiah Johnson, Dustin Wright y La David Johnson.

Según informes, el cadáver de Johnson habría quedado abandonado durante 48 horas antes de que se pudiera recuperar. Cuando su cuerpo fue devuelto a la Base de la Fuerza Aérea de Dover, el presidente Trump estaba jugando al golf.

El sargento del ejército estadounidense Bowe Bergdahl se declara culpable de deserción

En más noticias de Estados Unidos, en Fort Bragg, Carolina del Norte, el sargento del Ejército estadounidense Bowe Bergdahl se declaró culpable ante un tribunal militar el lunes por cargos de deserción y mala conducta ante el enemigo. Bergdahl pasó cinco años bajo cautiverio de los talibanes hasta que el gobierno de Obama negoció su liberación en 2014, a cambio de cinco prisioneros detenidos en Guantánamo.

Bergdahl había declarado que abandonó su puesto en un intento por llegar a otra base estadounidense y reportar irregularidades en su unidad. Bergdahl y sus abogados sostienen que fue imposible tener un juicio justo después de que Donald Trump calificara varias veces a Bergdahl de un traidor que debería ser condenado a muerte. Este era el entonces candidato presidencial Donald Trump en un evento de campaña en Las Vegas en 2015.

Donald Trump expresó: “Estamos cansados del sargento Bergdahl, que es un traidor. Es un traidor. Un traidor bueno para nada que debería haber sido ejecutado”.

No está claro si Bergdahl ha negociado una condena más indulgente a cambio de declararse culpable. El cargo de “mala conducta ante el enemigo” tiene como pena máxima la cadena perpetua.

Fuente: Democracy Now!

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login