Decisivo encuentro Trump-Duque en la Casa Blanca


El presidente Iván Duque durante el foro anual del World Economic Forum titulado “Delineando el futuro de la democracia”, el 23 de nero del 2019. Foto por: World Economic Forum / Sikarin Fon Thanachaiary

Ninoska Marcano M.- (MLN) Grandes expectativas rodean el encuentro entre el presidente colombiano Iván Duque y su homólogo el presidente Donald Trump, quienes se reunirán hoy en la Casa Blanca para discutir entre otros temas la crisis humanitaria y política que atraviesa Venezuela.

Acompañados de sus respectivas esposas —María Juliana Ruiz Sandoval  y Melania Trump— el encuentro de los mandatarios se regirá por el tradicional protocolo establecido por la Casa Blanca, que incluirá el almuerzo entre los jefes de estado.

Si bien durante el encuentro se espera que los mandatarios aborden temas de mutuo interés para sus relaciones bilaterales, tales como el de la lucha en contra de las drogas, los cultivos ilícitos, los avances en cuanto a intercambios comerciales, y la posible extradición del líder de la FARC, Jesús Santrich, según los especialistas, el propósito central de la visita es afinar detalles sobre la participación de Colombia en la resolución de la crisis venezolana.

Sin embargo, ni el gobierno de Estados Unidos, ni el colombiano han ofrecido detalle alguno sobre qué clase de participación o cómo se concretará la ayuda a Venezuela, en caso de que las tensiones con el presidente Nicolás Maduro llegasen a escalar.

Francisco Santos, el actual embajador de Colombia en Washington D.C. explicó a la prensa que el presidente Duque estará tanto en la capital estadounidense, como en la ciudad de Nueva York.

Ante los medios de comunicación Santos descartó que el gobierno colombiano ya haya conversado con la administración del presidente Trump sobre una posible intervención militar en Venezuela.

Una de las primeras especulaciones que surgió en relación a si el gobierno de Estados Unidos pensaba enviar tropas a la frontera colombo-venezolana, se desató el 30 de enero después que John Bolton, el consejero de seguridad del presidente Donald Trump, durante una rueda de prensa sobre la crisis venezolana, dejara ver en una tableta una anotación escrita a mano que decía: “5,000 tropas a Colombia”.

En su momento, el embajador Santos en entrevista con RCN Radio descartó que el mensaje de Bolton haya sido “inocente,” pero clasificó el episodio como una “jugada diplomática muy inteligente”.   

Lo cierto es que desde el 23 de enero, el gobierno de Colombia ha respaldado abiertamente al presidente interino venezolano Juan Guaidó y sus manifestaciones de apoyo al llamado a elecciones para que Maduro, quien ha calificado de dictador, abandone el poder. El presidente Duque como los países en la región y el mundo que le han brindado apoyo a Guaidó, lo han expresado abiertamente en las redes sociales y los distintos foros, en el caso de Colombia también por medio del Grupo de Lima.

El presidente Duque al recibir a su homólogo alemán en Colombia el lunes, aprovechó la visita para reforzar su posición sobre Venezuela y por medio de su cuenta de Twitter citó: “Destacó el coraje del Gobierno alemán en reconocer a @jguaido como presidente interino de Venezuela, para facilitar el proceso de transición institucional que le permita al vecino país liberarse de la dictadura”.

Según cifras recogidas por la Organización de los Estados Americanos, Colombia ha recibido unos 1.3 millones de venezolanos en su territorio, que se han visto desplazados debido a la falta de alimentos y medicamentos en su país.   A principios de la semana pasada, el gobierno venezolano se negó a recibir la ayuda humanitaria enviada por EE.UU.  y bloqueó con tanqueros la vía impidiendo el ingreso de las medicinas y alimentos.

El presidente interio venezolano dijo ayer que ya su gobierno tiene puntos estratégicos en el país donde se recibirá la ayuda a partir del 23 de febrero y dijo que los militares venezolanos tendrán 11 días para decidir si se pliegan a los esfuerzo humanitarios o no.

Si bien el presidente Duque lleva la batuta en torno a la ayuda humanitaria a Venezuela dada la coyuntura, el planteamiento de prestar el territorio colombiano para que Estados Unidos lance una ofensiva militar no es del todo descabellado.

La pregunta que todos se hacen en Washington DC y el resto del planeta es si el presidente Duque estaría dispuesto a permitirle al presidente Trump colocar sus tropas en territorio colombiano para sacar a Maduro del poder, o a su efecto prestar tropas colombianas para una intervención militar.

Pero las voces en contra de una intervención no se hicieron esperar.

El senador colombiano Iván Cepeda Castro y otros congresistas colombianos dirigieron una carta al presidente Duque, en la cual dice: “le transmitimos, de manera categórica, nuestro rechazo a cualquier beneplácito o acción que implique la participación de Colombia en una confrontación armada con Venezuela”.

Por su parte, el senador Gustavo Petro, quien fue alcalde de Bogotá, y excandidato a la presidencia de Colombia dijo ante un foro político: “Nosotros no estamos con Maduro, pero nadie que sea un demócrata en América Latina podría permitir que se invada militarmente a Venezuela desde territorio colombiano o de cualquier territorio. Porque una invasión va a desatar algo aun peor, la barbarie”, aseguró.

Lo cierto es que será al finalizar la visita del mandatario, que los estadounidenses, venezolanos y colombianos conocerán las medidas que los respectivos gobiernos tomarán para lidiar con la posible escalada de tensiones generada por la falta de legitimidad de Maduro.

Quizás las palabras más certeras ante la visita presidencial a Washington D.C. son las palabras del embajador Santos en su primera intervención en un foro público celebrado en CSIS donde afirmó: “Venezuela ya no es una olla de presión. Es ahora una bomba de tiempo lista para hacer explosión”.

You must be logged in to post a comment Login