De un “zarpazo” borran nombre de criminal de guerra a importante cuartel en El Salvador

Los mismos soldados de la Tercera Brigada borraron el nombre del coronel Monterrosa a la entrada principal. Foto: Noticiero Hechos.

Por Ramón Jiménez

Lo que dos administraciones del izquierdista  Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) no pudieron o no quisieron hacer en diez años, el nuevo presidente salvadoreño Nayin Bukele solamente necesitó de un Twitter para que la primera orden de carácter militar de su gobierno fuera acatada casi de inmediato.

El Twitter de Bukele ordenó la noche del sábado 1 de junio —el mismo día de su juramentación como presidente— que se elimine el nombre del criminal de guerra coronel Domingo Monterrosa de las paredes ubicadas a la entrada principal de la Tercera Brigada de Infantería en la oriental ciudad de San Miguel.

“Se ordena a la @FUERZARMADASV retirar de inmediato el nombre del Coronel Domingo Monterrosa, del Cuartel de la Tercera Brigada de Infantería, en San Miguel”, decía el Twitter enviado por el nuevo presidente.

Entrada a la Tercera Brigada en San Miguel. Foto: Oscar Zelaya Jiménez.

 

Este domingo por la mañana la orden de Bukele —quien como primer mandatario es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de su país— se materializó y se pudo ver a soldados de esa importante brigada militar —que jugó un papel de primer orden durante los doce años del conflicto armado que finalizó el 16 de enero de 1992— atareados borrando las letras gigantescas que por décadas permanecieron intocables.

La Tercera Brigada —que fue muchas veces atacadas por las fuerzas beligerantes— cuenta con una base de helicópteros que conducían cientos de tropas a los campos de batalla y luego regresaban llenos de muertos caídos en combate así como a los heridos; si es que no eran derribados por fuego enemigo como ocurrió con el helicópetero donde murió Monterrosa y otros altos militares y civiles en la zona de Joateca, departamento de Morazán en 1984.

Monterrosa es señalado según informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas (ONU) como el responsable de la muerte de unas mil personas entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 —la mayoría niños menores de doce años— en lo que se conoce como la masacre de El Mozote, un cantón de humildes campesinos que fueron torturados, masacrados y las jovencitas violadas y luego degolladas por soldados del Batallón Atlacatl. 

Además de El Mozote la masacre se extendió a otros cantones cercanos como Jocote Amarillo, La Joya, Cerro Pando y Los Toriles, entre otros.

Ese batallón de reacción inmediata era comandado por Monterrosa, quien recibió entrenamiento en la no bien vista Escuela de las Américas, donde muchos militares latinoamericanos fueron entrenados “para matar” con el apoyo logístico de Estados Unidos.

Lo más que hizo el FMLN bajo el gobierno de Mauricio Funes en 2012 fue pedir perdón por la masacre de El Mozote en nombre del Estado salvadoreño y pidió al ejército revisar a sus héroes, aunque no dio una orden como la que dio Bukele en su primer día de gobierno que muchos consideran “histórica”.

 

Aunque todavía falta darle un toque final a la “borrada”, el intento es lo que cuenta. Foto: Oscar Zelaya Jiménez.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login