Comunidades de Washington agradecen a exembajadora Canjura

Los jóvenes Tamara Castro y William Martínez hacen entrega de un reconocimiento a la exembajadora Claudia Canjura, quien estuvo acompañada por su esposo Andrés Centeno.

Por Ramón Jiménez

Si hay algo que enorgullese a la exembajadora de El Salvador ante la Casa Blanca, Claudia Canjura de Centeno, es que durante los tres años que estuvo a cargo de esa misión diplomática, logró que haya una relación armoniosa y de cooperación no solo entre el personal de la embajada sino también con las comunidades de su país, representadas en la región metropolitana de Washington y otras regiones del país.

“Ser embajadora de mi país no fue solamente por los beneficios económicos que se puedan recibir, sino porque se requiere de un mayor compromiso y en cierta forma hasta un sacrificio en la familia”, dijo la exjefa diplomática, al recordar que en cierta ocasión llegó a tener a sus hijos en tres diferentes países.

“Mi hijo estudiaba en Rusia, otra hija en Guatemala y la menor en San Salvador”, destacó Canjura de Centeno, debido a que también fue embajadora de su país en esos otros dos países antes de llegar a Washington, D.C. en 2016.

Representantes de diferentes organizaciones comunitarias junto a la embajadora y su esposo. Foto: Ramón Jiménez.

 

Así lo dio a conocer durante una cena de reconocimiento en su honor, que ofreció el Concejo Ciudadano de Comunidades en el Exterior, celebrado este jueves en Silver Spring, Maryland.

Integrantes de ese concejo destacaron la labor de acercamiento y fortalecimiento que la embajadora Canjura hizo con las comunidades, en particular al empoderamiento de las mujeres.

“Hemos tenido un gran aporte de la embajadora Canjura; usted nos ha dejado un ejemplo como mujer a nuestra organización, incluso a mi familia ya que una de mis hijas ahora siente más interés y orgullo por su país; el que conoció mejor a través del proyecto Kuzkatan, que usted impulsó”, dijo Sisis Alemán, miembro de la Asociación de Mujeres en el Exterior (AMUSE).

“Gracias por todo el trabajo que hizo por sus compatriotas y comunidades de otros países”, agregó.

Durante su gestión, las relaciones de El Salvador con el gobierno estadounidense se mantuvieron sólidas, a pesar de que los críticos señalaran lo contrario.

También el tema de los inmigrantes amparados por el programa TPS siempre estuvo en el tapete de la mesa. De igual manera la promoción de la cultura salvadoreña recibió un gran empuje bajo su mandato.

Sisis Alemán (der.) hizo entrega de un reconocimiento para la hija de la embajadora, quien no estuvo presente. Foto: Ramón Jiménez.

 

Canjura de Centeno es la segunda mujer embajadora en Washington en toda la historia de su país, después de Ana Cristina Sol, quien estuvo en la década de los 90.

“Apreciamos su gran trabajo con la comunidad”, destacó por su parte Jorge Granados, de la Comunidad de Guatajiagua y dirigente de COTSA.

Canjura de Centeno enfatizó que para llegar a ser embajadora de su país en Washington tuvo que comenzar desde abajo.

“Nací en Cuscatancingo y fui hija de un obrero, aunque al principio vivimos en un cuarto luego fue en dos cuartos, hasta que con el tiempo logramos vivir en una casita”, recordó, aunque aclaró que su padre, Carlos Canjura, siguió estudios universitarios y logró graduarse como Ingeniero Electromecánico.

Luego fue un docente universitario y por muchos años el responsable del reconocido programa de Jóvenes Talento, que funciona en la Universidad de El Salvador (UES) —donde asisten hasta niños a recibir clases a nivel universitario—. Luego fue ministro de Educación en el gobierno del FMLN, que finalizó el 31 de mayo de este año.

Ser hija de un ministro del gobierno anterior fue suficiente para que el nuevo gobierno que encabeza Nayib Bukele, pidiera la remoción de su cargo como embajadora en Washington, aunque ella presentó su renuncia con anterioridad a la nueva canciller.

Dos salvadoreñas de peso. Unen sus manos en solidaridad la exembajadora Canjura y la exdelegada estatal de Maryland, Ana Sol Gutiérrez.  Foto: Ramón Jiménez.

 

En el homenaje a Canjura de Centeno estuvieron representadas organizaciones como el Comité de Solidaridad Monseñor Romero, Cipotes Unidos, Comité de Comunidades Santa Marta, Alianza Nacional TPS, y otras organizaciones.

También estuvo presente la exlegisladora estatal de Maryland, Ana Sol Gutiérrez; así como el director del Centro de Recursos para Centroamericanos (CARECEN), Abel Núnez; las doctoras Jeannette Noltenius, directora de la Casa de la Cultura El Salvador e Ivonne Rivera, de la junta directiva del Proyecto Salud Clinic Wheaton, Maryland, entre otros invitados especiales.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login