El FMLN inicia escuela política e ideológica en Washington

En esta foto de archivo el activista Mario Franco (de espaldas) y otros miembros del FMLN durante una de sus actividades en la calle Mount Pleasant en Washington, D.C. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Una escuela política e ideológica con miras a concientizar a los simpatizantes y afiliados al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) residentes en la región metropolitana de Washington, para que los llene del “espíritu revolucionario” y buscar las innovaciones que les permita ganar las futuras batallas políticas y sociales junto al pueblo salvadoreño, fue inaugurado este domingo 30 de junio en la Casa Rutilio Grande de Hyattsville, Maryland.

“Queremos que todos los que vengan a esta escuela salgan bien informados”, dijo Mario Franco, uno de los organizadores.

Reconocen los dirigentes del FMLN —capítulo de Washington— que la iniciativa de la escuela política e ideológica es un nuevo proceso militante en el que se juntarán para “fortalecer el espíritu”, de cara a la permanente batalla de ideas que deben librar —y en el contexto actual— cuando gobierna otro partido en El Salvador, después de que el FMLN gobernara dos periodos consecutivos desde junio 1, 2009 hasta junio 1, 2019 y son ahora un partido en oposición.

En la escuela de política también pueden participar nacionales de otros países latinoamericanos, para compartir experiencias y delinear estrategias en conjunto, que incidan en las poblaciones que no tienen acceso a una información creíble e incentivarlas a que participen concientemente en los procesos políticos.

Cabe destacar que en la apertura de la escuela de política participó una dama nicaragüense, quien dio a conocer algunos detalles de lo que está ocurriendo en su país en la actualidad. Aclaró que no todo lo que se dice en contra del gobierno de Daniel Ortega es cierto, ya que existen fuerzas opositoras de derecha que tergiverzan los hechos a su favor.

Durante las dos horas que duró el intercambio de ideas entre el grupo asistente, se tocó la delicada situación que enfrenta el gobierno de Venezuela, que preside Nicolás Maduro; donde paralelamente existe un gobierno que encabeza el autoproclamado Juan Guaidó, cuya permanencia como diputado de la Asamblea Nacional vence en diciembre de este año.

Desde el pasado mes de enero que Guaidó se autoproclamó como “presidente encargado” han habido un par de golpes de Estado, grandes presiones económicas y amenazas militares anunciadas por parte de la administración Trump y de los países del Grupo de Lima, que en la práctica han afectado mayormente a la población venezolana, mientras que Maduro continúa en el poder con la ayuda de otras potencias mundiales como Rusia y China.

Para el analista Fred Mills, los gobiernos de derecha en los países latinoamericanos “ya llegaron al tope” y vaticinó que existe la posibilidad de que vuelva a resurgir la izquierda en esa región del continente americano, particularmente en Argentina, donde el 27 de octubre de este año habrán elecciones presidenciales y en donde participa como candidata a la vicepresidencia la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien todavía goza de mucha popularidad entre los votantes argentinos, mientras la popularidad del actual presidente Mauricio Macri va en descenso, como también ha empeorado la situación económica de ese país sudamericano por las políticas neoliberales adoptadas.

“Bolivia está en crecimiento en función de cortar los niveles de pobreza casi a la mitad”, dijo Mills, quien considera que el presidente Evo Morales puede ser elegido a otro mandato presidencial en las elecciones del 20 de octubre de este año, mientras que hizo votos porque el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sea puesto en libertad, para que se integre a los movimientos progresistas de su país y de la región.

También reconoció Mills el gran papel de México a través del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se opone a la intervención del Grupo de Lima en los asuntos internos de Venezuela, y en su lugar pide que no haya más coerción sino un diálogo sincero entre las partes en conflicto.

“El Grupo de Lima son los países más entreguistas”, criticó Mills en referencia a Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Santa Lucía, que supuestamente “obedecen” los lineamientos impuestos por el gobierno de Estados Unidos con apoyo logístico de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que dirige el secretario general Luis Almagro, un conocido izquierdista uruguayo, que al asumir ese cargo —supuestamente bajo órdenes de Estados Unidos— ahora apoya al Grupo de Lima, integrado por gobiernos de derecha.

Aunque el Grupo de Lima pide al gobierno de Maduro poner fin a las violaciones de los derechos humanos, a liberar a los presos políticos, respetar la autonomía de los poderes del Estado y asumir su responsabilidad por la grave crisis que hoy vive Venezuela, también han sugerido hacer el uso de acciones militares, encabezada por fuerzas especiales estadounidenses e israelíes con el fin de sacar a Maduro del poder e instalar a Guaidó.

Durante el desarrollo del foro hubo críticas para el nuevo gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

“Le falta un plan de gobierno que marque el rumbo del país. No sabemos hacia dónde iremos a parar; es un barco perdido en el mar. ¿Cuáles son los objetivos? No está claro”, indicó Mario Franco.

Franco, agregó que una vez más la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill omitió criticar la conducta del gobierno estadounidense contra los ciudadanos centroamericanos, durante la reciente Asamblea General de la OEA celebrada en Colombia.

“La administración Trump ha querido limitar al máximo las solicitudes de asilo y tiene a miles de niños encerrados en condiciones insolubres, tanto que académicos y politicos se han referido a esos recintos como ‘campos de concentración’”.

“De su política exterior solo sabemos que [Bukele] se opone y critica a Cuba, Venezuela y Nicaragua [y Honduras], insinuó romper relaciones diplomáticas con el gobierno de China; la segunda potencia económica mundial [aunque cambió de parecer en ese tema], pero no ha criticado la política antiinmigrante de Donald Trump; aunque ha tenido [y tiene] niños salvadoreños enjaulados en la frontera, una grave violación de los derechos humanos”, apuntó Franco, quien además señaló que el gobierno de Bukele es “un fiel servidor al imperio estadounidense y a la derecha “retrógrada” del continente americano.

La escuela de política tiene programado reunirse dos veces por mes y esperan la participación de un mayor número de personas de los diferentes países latinoamericanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login