Legisladores visitan cárceles de migrantes en Texas

Pésimas condiciones en que se encuentran los inmigrantes en la frontera. Foto: cortesía Democracy Now!

Denuncian pésimas condiciones y falta de responsabilidad tras la visita a los centros de detención.

 

El lunes, el presidente Trump promulgó el proyecto de ley fronterizo de 4.600 millones de dólares aprobado por el Congreso la semana pasada y una delegación liderada por el Bloque Hispano del Congreso visitó dos prisiones de inmigrantes, en el marco de crecientes protestas tras informes sobre condiciones inhumanas a consecuencia de las políticas fronterizas de Trump.

El congresista de Texas Joaquín Castro describió las condiciones observadas en un centro para adultos como similares a las de una prisión, donde las mujeres son retenidas en celdas sin agua corriente y sin acceso a una adecuada atención médica.

Algunas de ellas permanecen detenidas allí desde hace más de 50 días. Otras denunciaron no tener información del paradero de sus hijos, de quienes fueron separadas. La delegación del Congreso visitó también la estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, que ha enfrentado críticas tras recientes informes sobre el hacinamiento y las condiciones inhumanas que enfrentan los menores detenidos allí.

Tras las visitas de ayer, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez publicó en Twitter: “No se trata solamente de los niños. Se trata de todos. Personas que beben agua de los inodoros, oficiales que ríen frente a integrantes del Congreso. Lo denuncié a sus superiores. Y dijeron que ‘los oficiales se encuentran bajo presión y no se comportan apropiadamente a veces’. Nadie se hace responsable”.

Los integrantes del Congreso dieron una conferencia de prensa a la salida de la prisión de menores de Clint en medio de abucheos y burlas racistas por parte de manifestantes. Las siguientes son palabras de la congresista Ayanna Presley.

La legisladora Ayanna Presley expresó: “¡Sigan abucheando! Esto es muy apropiado: discurso vil para acciones viles, discurso lleno de odio para comportamientos llenos de odio, palabras racistas y venenosas para políticas racistas. Muy pertinente. Esto va más allá de un debate sobre financiación y más allá de todos los discursos que damos en la Cámara de Representantes. Se trata de preservar nuestra humanidad, y se trata de ver en cada una de las personas que están allí a un miembro de nuestra propia familia. Estoy cansada de que la salud y la seguridad, la humanidad y las plenas libertades de los menores de color sean negociadas, puestas en riesgo y moderadas. Necesitamos un sistema que funcione, que sea humano, que muestre compasión y que mantenga a las familias unidas”.

El viernes, un juez federal determinó que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza deberá permitir el ingreso de inspectores de salud independientes a los centros de detención de Texas en los que se encuentran detenidos migrantes menores para garantizar condiciones “sanitarias y de seguridad”. La semana pasada, legisladores solicitaron a la jueza federal Dolly Gee que declare al gobierno de Trump en desacato por las condiciones registradas en los centros de detención; asimismo, le solicitaron que ordene que se efectúen mejoras de inmediato.

En noticias relacionadas, la cadena de noticias NBC News informa que un inspector federal advirtió en mayo que agentes fronterizos se estaban armando y temían posibles amotinamientos debido a las condiciones que se viven en un centro de detención de inmigrantes de El Paso, Texas.

 

Niña migrante liberada del centro de detención de la Patrulla Fronteriza en Clint: “Nos trataban mal”

Una niña que estuvo detenida en la frontera con su hermanita. Foto: cortesía Democracy Now!

 

La agencia de noticias Associated Press dio a conocer un video en el que aparece una niña de doce años de edad que habla con una abogada acerca de la experiencia que vivió junto a su hermana de seis años en la estación de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, que ha sido calificada como una “cárcel de niños”. Las dos niñas fueron llevadas a ese centro de detención tras haber sido separadas de su tía al llegar a Estados Unidos en mayo. La estación de la Patrulla Fronteriza en Clint enfrenta intensas críticas tras informes de negligencia generalizada y condiciones de vida inhumanas, entre ellas, falta de alimentos, agua y atención médica, así como malas condiciones sanitarias. El siguiente es un fragmento del video de AP.

La menor de 12 años relató relató: “Nos daban poca comida. Algunos niños no se bañaban. No los bañaban. Los trataban mal donde estábamos. Eran malas con nosotros”.

Alison Griffith le preguntó: “¿Y dónde dormían? ¿Dormían en camas?”.

La menor de 12 años relató respondió: “Dormíamos en el suelo”.

Alison Griffith: “¿Les dieron cobijas o no?”

La menor de 12 años dijo: “Solo nos daban una cobija”.
Alison Griffith: ¿Y eso era suficiente para que pudieran aguantar el frío?”.

La menor respondió de 12 años: “No. Algunos niños estaban enfermos. Y decían que los iban a llevar a hospitales pero no los llevaban”.

La menor dijo además a la abogada que los niños lloraban por sus padres y otros familiares de los que habían sido separados.

Fuente: Democracy Now!

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login