Un hombre de Michigan con problemas mentales y diabetes muere tras ser deportado a Irak

Jimmy Aldaoud. Foto: cortesía Democracy Now!

Un hombre de 41 años de la ciudad de Detroit, en el estado Michigan, fue encontrado muerto en Bagdad el martes, apenas dos meses después de que las autoridades estadounidenses lo deportaran a Irak.

Jimmy Aldaoud, un ciudadano iraquí que fue llevado a Estados Unidos cuando era niño, fue deportado en junio como parte de las medidas enérgicas del Gobierno de Donald Trump contra los inmigrantes de países de mayoría musulmana.

Un amigo dijo que la muerte de Aldaoud se debió probablemente a su incapacidad de obtener insulina para tratar la diabetes. Aldaoud sufría esquizofrenia y trastorno bipolar, no tenía familia ni amigos en Irak y no hablaba árabe. Nació en Grecia y fue a Estados Unidos cuando tenía seis meses de edad. En un video publicado en Facebook desde Bagdad antes de su muerte, Aldaoud dijo que rogó a los agentes del Servicio de Inmigración que no lo deportaran.

Jimmy Aldaoud dijo: “Les rogué. Les dije: ‘Por favor, nunca vi ese país’. ‘Nunca estuve allí’. Sin embargo, me obligaron. Estoy aquí ahora. Y no entiendo el idioma, en absoluto. He estado durmiendo en la calle. Soy diabético; necesito inyecciones de insulina. He estado vomitando, vomitando, durmiendo en la calle, tratando de encontrar algo para comer”.

Aldaoud pertenecía a una comunidad cristiana minoritaria que ha sido severamente perseguida en Irak. Un abogado de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles que representa a los inmigrantes iraquíes dijo: “La muerte de Jimmy ha devastado a su familia y a nosotros. Sabíamos que no sobreviviría si era deportado. Lo que no sabemos es a cuánta gente más condenará el Servicio de Inmigración a la muerte”.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login