Reflexiones: “Responsabilidades y legado de un líder”

Por Martivon Galindo

The presidency is not merely an administrative office. 
That’s the least of it. It is more than an engineering 
job efficient or inefficient. It is pre-eminently a place 
of moral leadership. “
—Franklin D. Roosevelt

Es natural que al aproximarnos al invierno de nuestra vida comencemos a meditar acerca del último viaje y sobre cuál será nuestro legado —si es que alguno. En el caso de un líder sea espiritual o político, la preocupación es todavía más grande porque ha sido responsable de muchas personas, de decisiones de vida o muerte para su país o más allá.

Por ello, es sorprendente encontrarnos con un dirigente que está ya en esta situación, actuando como un hombre joven cuando se piensa que hay tiempo para todo y al que no le preocupa el futuro. El presidente Trump de los Estados Unidos no parece importarle su legado o tal vez piensa que dejarles una fortuna a sus hijos es suficiente.

El problema es que él es el líder de la nación, hasta ahora, más poderosa del mundo y que sus acciones no se limitarán a impactar a su familia, sino también a la historia colectiva de su país y al tiempo en el que le tocó tomar las decisiones más determinantes para millones de personas, no sólo en Estados Unidos, pero también para todo el globo y su existencia misma.

Son tantos los insultos, las amenazas, las insinuaciones, el desprecio, las expresiones venenosas, las mentiras, las bajas acciones y la mala voluntad hacia las personas diferentes de su sueño por una nación blanca que nos hemos inmunizado a su retórica, a sus desmanes y a su horrorosa falta de humanidad. Al convertirse en un difusor de la amargura y el prejuicio ha hecho popular el odio que es causa de más división, más injusticia, más desigualdad, más violencia, y más pobreza económica y mental. No ha podido comprender que ser líder de un país conlleva no sólo el bienestar económico de éste, sino también ser guía moral con su conducta, las palabras y los gestos con los que debe dirigirse hacia otros, y sobre todo hacia los más “otros”.

Si conocer de los abusos contra los niños inmigrantes –que pueden ser sus hijos, sus nietos, o que simplemente son niños– enjaulados, separados de sus padres, muchos perdidos entre la burocracia de las instituciones, sin acceso a agua limpia y lo mínimo necesario para mantener la salud: jabón, pasta y cepillo de dientes, durmiendo en piso de concreto con sólo una delgada capa de aluminio y con las luces encendidas toda la noche no es suficiente para indignar a cualquier ser humano decente, tal vez debamos mencionar acciones que están más cercanas a los intereses sobre todo de los latinos que apoyan al presidente Trump. Su última afirmación quizás podrá hacerles comprender que no son lo suficientemente blancos ni lo suficientemente ricos para llenar las expectativas de la inmigración que el líder actual de los Estados Unidos aspira. 

Usualmente un niño se defiende de un insulto atacando lo más vulnerable del otro niño o del adulto que lo ha provocado. Los seres humanos aprendemos poco a poco que el que guía, el maestro, el líder espiritual o el político no puede recurrir a estas tácticas inmaduras. Para ello es necesario la humildad que viene con los muchos años vividos, con las muchas caídas y con el convencimiento pleno que sólo podemos construir grandes cosas juntos, en grupo.

Para ello necesitamos del consejo del más conocedor, del más sabio, del más experimentado, del menos egoísta, del más humano. Cuando no aceptamos nuestras propias limitaciones para tomar decisiones que afectarán la vida de otros entes y al mismo planeta, estamos actuando irresponsablemente. Es decir no tenemos las cualidades necesarias para liderar.

Un dirigente puede denunciar los hechos, la corrupción y los desmanes de sus adversarios si es que afectan la nación, pero no construirse él/ ella sobre la derrota de [email protected], y mucho menos sobre la vulnerabilidad de los menos privilegiados en la sociedad donde vive.

Imagen: “Si tan sólo fuéramos árbol” Monotipo.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login