Denuncian retroceso en programas sociales con nuevo gobierno salvadoreño

La activista Karen Ramírez criticó el neoliberalismo pleno del gobierno de Nayib Bukele. Escuchan la guatemalateca Yolanda Corado y las salvadoreñas Lourdes Palacios y Estela Marina Ramírez. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

La pérdida de los logros que se habían cristalizado en el campo social y en beneficios para la clase trabajadora salvadoreña en los últimos diez años, se han echado a perder con solo tres meses que asumió un nuevo gobierno de tendencia neoliberal plena, que preside Nayib Bukele.

Así lo denunciaron tres líderes activistas que se encuentran en Washington, D.C. con ocasión de la Convención Nacional del Comité de Solidaridad con el Pueblo de El Salvador (CISPES), que se celebra este fin de semana en el local de ese Comité.

Algunos de los programas insingnia afectados son el de Ciudad Mujer, que ofrece adiestramiento a miles de mujeres; y Misión Milagro, que ofrecía operaciones médico oftalmológicas gratis en el Hospital Santa Gertrudis de San Vicente, atendido por médicos cubanos, que benefició a miles de pacientes de escasos recursos.

“El presidente Mauricio Funes [2009-2014] dio el punto de inflexión y el presidente Salvador Sánchez Cerén [2014-2019] profundizó los cambios y transformaciones en nuestra sociedad”, recordó Lourdes Palacios, presidenta de la Secretaría Nacional del FMLN, partido que gobernó la última década.

“Ahora hay un retroceso en materia de salud y otros campos, que nos obliga a trabajar por la justicia social a todos juntos”, agregó.

Por su parte Karen Ramírez, representante del Foro del Agua, señaló que su país es el más deforestado, para dar paso a la construcción de grandes urbanizaciones y centros comerciales, donde siempre hay agua, pero que en el resto del país ocasiona prolongadas sequías que afecta grandemente a los agricultores.

“Los cañeros [quienes procesan la caña de azúcar], los productores de bebidas gaseosas y venta de agua envasada siempre tienen agua suficiente, pero dejan al resto de la población sin el precioso líquido para las necesidades más básicas”, señaló.

“El neoliberalismo pleno del gobierno actual obedece a las políticas de Estados Unidos. Han vendido hasta la soberanía nacional de nuestro país; es mentira que están persiguiendo la corrupción sino solamente a gente de izquierda y campesinos”, remarcó la defensora del agua, un recurso que vive con la constante amenaza de ser privatizada en su país.

La representante del gremio textil, Estela Marina Ramírez denunció como las condiciones de vida para el sector que representa, se ven amenazadas cada día.

“Vemos como el sistema de explotación se junta con el capitalismo y la respuesta es la represión, ya que la militarización está llegando a las comunidades, violando los derechos humanos”, denunció.

“Ahora tenemos un gobierno servil y entreguista para que la población no pueda salir del país a pesar de la mala situación en que vivimos; investigan a los sindicalistas que resistimos y denunciamos; ya que donde no hay sindicatos, hay imposición”, agregó.

Explicó, además, que por un acuerdo de la ANEP [Asociación Nacional de la Empresa Privada] y el nuevo ministro de Trabajo; los empresarios están utilizando al crimen organizado.

“No sabemos cuantos de nosotros tendremos que salir de nuestros trabajos para salvaguardar nuestra vidas”, puntualizó entre lágrimas la representante sindical de la industria textil.

El grupo Son Cosita Seria interpretó música jarocha veracruzana. Foto: Ramón Jiménez.

Dos voluntarias le dan los últimos toques al llamativo altar en la Iglesia San Esteban, en homenaje a los inmigrantes fallecidos y defensores de los derechos humanos muertos violentamente incluyendo a San Oscar Romero y a la hondureña Berta Cáceres. Foto: Ramón Jiménez.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login