Ecuador: la verdadera “Batalla de Leningrado”

Moreno y líderes indígenas.

Por Leonel Herrera*

En vísperas de las elecciones en Ecuador que dejaron a Lenin Moreno como Presidente, el connotado intelectual de izquierda Atilio Borón dijo que en ese país sudamericano se libraba una “batalla de Stalingrado”, es decir, una lucha similar a la épica gesta militar soviética contra los nazis alemanes durante la segunda guerra mundial en la actual ciudad rusa de San Petersburgo.

“Si Stalingrado caía, los aliados serían despedazados por el ejército nazi; si, en cambio, la ciudad resistía el asedio, como lo hizo, las tropas hitlerianas jamás repondrían fuerzas y se encaminarían hacia su inexorable derrota”, escribió el politólogo argentino en febrero de 2017.

En tal sentido, Borón comparaba que en una eventual derrota de Alianza País (Fuerza política del entonces presidente Rafael Correa que postulaba a Moreno) “la derecha continental tendría las manos libres para asfixiar a Bolivia y provocar una nueva versión de la ‘revolución de colores’ en Venezuela, al estilo de los sangrientos episodios desencadenados en Libia y Ucrania…”

Por eso -señalaba Borón- personeros, lenguaraces y activistas (de la derecha continental) “han caído con todas sus fuerzas en Ecuador para librar la guerra de la desinformación, propalar mentiras, lanzar tremebundas acusaciones contra el gobierno e infundir la sospecha y el desencanto en la población”, refiriéndose a la feroz campaña sucia   de la oligarquía ecuatoriana.

El planteamiento de Borón fue respaldo por unos y criticado por otros, incluso fue objeto de chiste para otros intelectuales progresistas después de que el Presidente Moreno se distanció del movimiento de Correa y se alió con las fuerzas conservadoras que lo satanizaron durante la campaña electoral.

Independientemente de si la comparación de Borón fue exagerada o no, lo cierto parece ser que la verdadera “Batalla de Leningrado” en Ecuador es la que se libra actualmente entre los pueblos indígenas y las organizaciones sociales contra el gobierno de Moreno, la oligarquía ecuatoriana y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que buscan imponer una serie de medidas neoliberales que golpearían fuertemente a los sectores populares y capas medias.

El paquetazo del FMI incluye aumentar precios de los combustibles, reducir salarios, prestaciones sociales y despedir empleados públicos, entre otras medidas que son requisito para otorgar un préstamo de 5,000 millones de dólares.

Pero para sorpresa de Moreno y sus representados (la oligarquía y el FMI), las pueblos indígenas andinos y amazónicos, las organizaciones populares y los movimientos estudiantiles, feministas y ambientalistas protestaron y paralizaron el país a pesar del estado de excepción, toques de queda y la brutal represión, detenciones y muerte desatadas por el gobierno.

Como resultado de las valientes protestas populares, Moreno y Cía se vieron obligados ayer a derogar el tristemente célebre decreto 883 que contenía las nefastas medidas del FMI. Ojalá que los sectores movilizados no desmonten la resistencia, porque esta jugada gubernamental podría ser una trampa o una maniobra táctica para terminar las protestas y después retomar el paquetazo neoliberal ya con el pueblo desmovilizado.

En nuestro país es necesario que la población esté atenta, no vaya a ser que los “lenin moreno salvadoreños” quieran imponer las medidas que el FMI viene exigiendo desde hace varios años.

Aquí, el referido organismo financiero ha planteado aumentar el IVA, eliminar subsidios, subir la edad de jubilación, reducir el “gasto público” y otras “medidas de austeridad” que afectarían a la población.

Leonel Herrera, director ejecutivo Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador (ARPAS).

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login