ENTREVISTA con la cineasta documental Marlén Viñayo

Momento tomado durante el rodaje del documental Cachada: The opportunity (2019) de la joven y exitosa directora Marlén Viñayo. 

Las mujeres salvadoreñas protagonistas de mi documental luchan con todas sus ganas por su propia esperanza.

Por Begoña Sevilla/especial para MetroLatinoUSA.Com

“Es una historia local, pero universal”. Así resume la joven directora y productora de cine y televisión Marlén Viñayo (León, España, 1987) su primer largometraje Cachada: The Opportunity (2019) ganador de varios premios nacionales e internacionales en EE.UU., Latinoamérica y España. Sin ir más lejos, el exigente público del prestigioso Festival South by Southwest en Austin, Texas (con más de veinticinco ediciones ya celebradas) la eligió como la mejor película en la categoría Global. Cachada: The Opportunity (2019) fue, además, uno de los 102 largometrajes seleccionados de 8,490 producciones que aspiraron a formar parte de mencionado festival.

El día del estreno del documental en El Salvador, con las protagonistas del documental y sus hijos.

Marlén, la verdad es que la historia merece ser contada. Estamos hablando de cinco mujeres salvadoreñas madres solteras que un día deciden cambiar sus vidas radicalmente, ¿de qué manera?

Te cuento cómo empezó la historia. Egly Larreynaga, actriz y directora de teatro, se acercó a la ONG salvadoreña Cinde, y les propuso hacer un taller dirigido a las mujeres que trabajan en el mercado como vendedoras ambulantes. Esta asociación trabaja, además, con guarderías para asistir a los niños de estas mamás y crean programas destinados a estas mujeres. La asociación finalmente aceptó aunque la verdad es que costó mucho convencerlas a ellas, las protagonistas. Estas mujeres no sabían lo que era el teatro y jamás habían estado en un teatro. Empezaron veinte mujeres, pero finalmente el grupo se redujo a cinco, que son las cinco de la película. Estas mujeres comenzaron con una obra inicial contando sus historias en el mercado e historias en sus casas. Ahí se creó La Cachada Teatro, una obra de unos 20 minutos que representaron por todo El Salvador. Te diré que esta es la obra previa a la que sale en el documental. Esta obra de apenas 20 minutos empezó a gustar mucho a la gente. No es que ellas decidieran cambiar su vida de un día para otro, sino que todo fue muy intuitivo y que se fue creando en el proceso. Estamos hablando de mujeres que no tenían conocimientos de actuación ni de teatro. Entonces un día dijeron: ¿por qué no hacemos una obra más grande, una obra formal? Y empezaron a crear “si vos no hubieras nacido”, esta es la gran obra que yo tomé para el documental.

Marlén recibe el Premio Latitud del Festival DocsBarcelona, España por su documental Cachada: The Opportunity (2019).

¿Qué es lo que han aprendido ellas y qué es lo que has aprendido tú después de cuatro años de duro trabajo para que esta humana historia viera la luz?

Durante todo el proceso han aprendido muchas cosas. Una de las cosas que más me llama la atención es que nos daban las gracias porque el haber participado en la obra les había abierto los ojos para darse cuenta de que sus vidas no tiene por qué ser solo vender en el mercado y sacar adelante a sus hijos sino que podían hacer muchas cosas más, como por ejemplo ser actrices que jamás lo hubiesen imaginado. También se dieron cuenta de que si ahora pueden ser actrices, pues ahora podrían conseguir todo lo que se propusieran en la vida. Es una de las cosas más importantes. Todo el proceso les abrió la mente y también les hizo tener una esperanza, con una vida diferente. También les hizo ser conscientes de que habían sido víctimas y que las cosas que habían sufrido no eran normales, aunque ocurran en muchísimas ocasiones con muchísimas mujeres aquí en El Salvador y en otras partes del mundo. Creo que con este proyecto se dieron cuenta de que no era normal, y que era necesario denunciarlo y exponerlo para tratar de llegar a otras mujeres para poder ayudarlas. Ellas también se dieron cuenta de que habían sido victimarias. Estaban repitiendo patrones violentos con sus hijos.

Las protagonistas del documental habían sido educadas de manera muy violenta, a través de golpes y palizas propinadas por sus padres y era la única educación que habían recibido y era la manera en que estaban educando a sus hijos. El estar inmerso en la obra les ayudó a romper con ese ciclo violento de educación lo que hizo cambiar mucho la relación con sus hijos.
Respecto a mí. Yo he aprendido muchísimo. Creo que ahora soy una mujer completamente diferente a la niña que comenzó este proyecto con una cámara y una intuición. Conocerlas a ellas y conocer sus historias me hizo ser consciente de una realidad que yo no conocía y que me pareció horrible. Estas historias de violencia que sufren las mujeres aquí en El Salvador y seguramente en Centroamérica y otras regiones del mundo, me hizo ser consciente de mis privilegios y mi responsabilidad de contar estas historias y de llevarlas a cuanta más gente mejor y tratar de concientizar en la medida de lo posible. También un proceso de aprendizaje de hacer cine, esta mi primera película y mi primer largometraje.

¿Qué fue lo mejor y lo peor de todo este arduo trabajo?

Lo mejor fue la oportunidad de poder vivir con ellas durante la grabación y creación de la película. Me aportó mucho como persona y como cineasta. Ver la película terminada después de tantos años de trabajo y ver cómo el público se conmueve con estas historias en diferentes partes del mundo y conecta con ellas es muy gratificante, también observar y ver esas reacciones tan positivas y también cómo se indignan por la violencia que han sufrido. Lo peor de todo fue lo referente a la financiación durante el primer año y medio de rodaje no tuve nada, lo pagué de mi bolsillo.

Marlén consiguió el Premio del Jurado al mejor documental de la categoría Latitud, enfocada en documentales de Iberoamérica.

¿Cómo te sientes al ser tan exitosa? ¿Cómo se sienten los personajes de tu largometraje al ser tan exitosos?

Tanto yo como las mujeres de La Cachada Teatro estamos felices, muy contentas con la reacción del público y esperamos que se siga mostrando el documental en otros muchos lugares. También queremos promoverlo en El Salvador, llevarlo a los cines. Como también contemplamos hacer una gira por diferentes comunidades, que nos parece muy importante. Es decir, llegar con esta historia al público que no suele ir a las salas de cine porque creemos que es muy importante que mujeres que se encuentras en situaciones parecidas a las de ellas, puedan ver esta película y que puedan darse cuenta de que hay otra vida posible, hay más oportunidades. Ojalá que inspire a mucha más gente.

Este proyecto ha cambiado mi vida, ¿en qué sentido?

Este proyecto me ha reafirmado la idea de seguir haciendo cine documental. Creo es necesario e importante compartir estas historias y la manera que yo sé hacerlo es a través del cine documental. Ahora tengo mucho más claro que me quiero dedicar a esto y que lo veo muy importante y haré todo lo posible para seguir haciéndolo.

El documental fue también premiado por el público en el prestigioso Festival South by Southwest (SXSW), en Austin, Texas. En la foto las protagonistas ilusionadas y felices del tremendo éxito junto a la directora Marlén Viñayo. 

Vives en El Salvador desde hace varios años, ¿es este país tal y como nos lo muestran en los medios de comunicación?

El Salvador es un país que se conoce porque es un país muy violento, por las pandillas, por migración, porque es uno de los países con la tasa de homicidios más alta del mundo. Yo llevo siete años y no es solo lo que acabo de decir, es un país con gente maravillosa como las protagonistas de mi documental quienes hacen cosas extraordinarias, que desde sus propias trincheras están luchando para cambiar la realidad tan dura que se vive en El Salvador. A través de la película se trata de proyectar también esto, no solo es pandillas, muertos y violencia sino que se hacen más cosas y valiosas. Gente muy valiente como ellas que exponiéndose y contando sus historias, tratan de cambiar la situación en mayor o en menor medida, pero saben que han llegado a muchas mujeres. Es más, las protagonistas de Cachada están impartiendo talleres a otras mujeres y creo que de esta manera se van cambiando cosas y transformando.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: [email protected]

You must be logged in to post a comment Login