Smithonian enviará  Escudo de Cusco al Perú

Disco de Oro.

Por Roberto Bustamante

El Museo Nacional del Indio Americano de la Institución Smithsonian aseguró que en otoño de este año llegará al Perú el Escudo de Cusco o Sol de Echenique, valiosa pieza arqueológica y emblema de la municipalidad provincial de Cusco. Se calcula que este disco circular de oro con figura estilizada de un felino, permaneció ausente de esta ciudad desde 1853, es decir, hace 167 años.

“Se está trabajando para que la pieza (Escudo de Cusco/ Sol de Echenique) esté en Cusco en el otoño de este año” declaró en exclusiva la doctora Amy Van Allen, directora de proyectos del Smithonian’s National Museum of the American Indian, a través de su vocera Marielba Álvarez. Esta pieza fuertemente custodiada se exhibe en el museo en Washington DC y tiene un diámetro de 12.5 cm.

Conocida como: Intip Inti,  Sol, Sol de Soles, erróneamente denominada “Sol de Echenique”, fue obsequiada al ex presidente, general José Rufino Echenique (1851-1855), cuando visitó la ciudad de Cusco. Según fuentes históricas, después de la muerte de Echenique, el escudo heredado por su hija reapareció en poder del coleccionista alemán Eduardo Graffon, quien lo vendió a otro coleccionista de nombre George G. Heye, éste a su vez  lo obsequió al Museo Indio Americano en Nueva York, donde fue registrado con el número 3/4875.En la actualidad se exhibe en la sede del Smithsonian en Washington DC.

“Nuestro museo (Smithsonian) está muy entusiasmado con el trabajo que se está haciendo para lograr el préstamo a largo plazo del escudo del Cusco (Sol de Echenique). En este momento estamos esperando retomar las conversaciones con las nuevas autoridades de Cusco”, explicó Van Allen.

Lo que más atrae la atención en estas recientes negociaciones bilaterales, es que el Escudo de Cusco o Sol de Echenique en poder de este museo desde hace más de 100 años, volverá a suelo peruano en calidad de “préstamo a largo plazo” y no como una recuperación definitiva de un patrimonio cultural y arqueológico que pertenece al Perú. La portavoz de Van Allen, no abundó en detalles al mencionar que el Escudo de Cusco será entregado en calidad de préstamo a largo plazo.

Según fuentes vinculadas a la cancillería peruana y la municipalidad de Cusco, se habría logrado un compromiso con el gobierno estadounidense para entregar esta pieza al Perú en calidad de préstamo por 20 años, para lo cual las cancillerías de ambos países ya iniciaron los trámites pertinentes. En la embajada peruana en Washington DC. no pudimos obtener la respuesta del embajador Hugo de Zela Martínez. “Se encuentra de viaje y hemos referido su pregunta al señor Oliver Valencia, quien tiene que ver con los asuntos culturales de la embajada”, respondió un funcionario de prensa.

“Dentro de la planificación hay diversas reuniones telefónicas y posiblemente una en Cusco antes que la pieza sea transportada”, agregó la vocera de Van Allen.

Las autoridades en la ciudad de Cusco, confirmaron al reinicio del diálogo bilateral.”Estaremos retomando conversaciones con las representantes del Museo de Smithsonia dentro de la próxima quincena de febrero”, respondió a nuestra pregunta via internet  Luz Irene Romero Ayarza, directora de la Oficina de CooperaciónTécnica de la municipalidad provincial de Cusco.

Van Allen, como directora de proyectos del Smithsonian’s National Museum of the American Indian, trabaja hace varios años en la política del patrimonio cultural del museo nacional indígena estadounidense y dirige varios programas, como el proyecto educativo “El Gran Camino del Inka o Qhapaq Ñan”, que se desarrolla actualmente con éxito en el edificio del museo en Washington DC.

Esta reliquia originaria creada por los antiguos peruanos, se utilizaba como símbolo de poder por los gobernantes del imperio Incaico, y por más de un siglo ha sido parte de la colección permanente del Museo Indígena Estadounidense.

Los reclamos para la devolución del escudo de Cusco o Sol de Echenique como patrimonio nacional peruano, se remontan hace varias décadas. Se conoce de insistentes peticiones al gobierno de los Estados Unidos y el mismo museo, con el afán de repatriar esta reliquia de enorme valor histórico.

Ni siquiera se pudo conseguir su devolución cuando en 1986, el conocido alcalde cusqueño Daniel Estrada Pérez aprobó por unanimidad cambiar el escudo colonial heráldico español, de la ciudad, por el Escudo del Sol o Sol de Echenique. Perez Estrada, visitó Estados Unidos en su primer mandato para gestionar la repatriación de esta reliquia sin tener éxito.

Amy Van Allen.

Exposición Itinerante del Gran Camino del Inka

En septiembre de 2019, Van Allen, según fuentes periodísticas, se mantuvo ocupada en Cusco al sostener conversaciones con Víctor Boluarte, ex -alcalde de Cusco y otras autoridades no sólo para discutir las condiciones del retorno del emblema cusqueño, sino también desarrollar en la ciudad imperial este año una grandiosa exposición itinerante del Gran Camino del Inka o Qhapaq Ñan, en la cual podría mostrarse el escudo de Cusco y otras piezas incaicas de sumo valor. Hay una Comisión Interinstitucional, integrada por el Museo Indígena Estadounidense, la Dirección Desconcentrada de Cultura y la Municipalidad Provincial del Cusco que estudia este programa.

El Qhapaq Ñan o Gran Camino Inka, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una importante exhibición educativa en Washington DC promovida por el Museo Indígena Estadounidense, que se extenderá hasta junio de 2020. “El Camino Inka siempre se ha abordado desde la arqueología. Ahora está es una nueva avenida: la ingeniería”, dijo el doctor peruano Ramiro Matos, quien durante seis años trabajó en la curaduría de esta exposición junto a seis ingenieros. “Con esta exhibición, podemos decir que la cultura inca fue una gran civilización, igual a la romana, la griega o la egipcia”, declaró anteriormente a la prensa.

You must be logged in to post a comment Login