Trump, Bolsonaro y Bukele: ¡Muera la inteligencia!

Nayib Bukele.

Por Leonel Herrera*

En medio de la emergencia por el COVID-19, algunos gobernantes optaron por negar la peligrosidad de este contagioso virus, rechazar  las medidas sanitarias y desatender las recomendaciones de expertos, epidemiólogos y científicos.

Uno de éstos es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha renegado de las acciones de protección, se atrevió a sugerir medidas absurdas (como “inyectarse desinfectante” para evitar el contagio) y se adhirió a teorías conspirativas contra China. La más reciente de las absurdas actitudes de Trump fue retirar a su país de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la misma línea del gobernante norteamericano, ha ido el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Este gobernante sudamericano llamó “gripesita” al COVID-19, pidió a la población seguir con su vida normalmente, ha destituido a dos ministros de Salud y hasta convocó a sus partidarios a movilizarse contra los poderes legislativo y judicial en plena pandemia.

Jair Bolsonaro.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele, por su parte, empezó bien: tomó medidas tempranas  de control y aislamiento social, que fueron avaladas por toda la población y bien vistas por otros países. Sin embargo, en el camino, la estrategia gubernamental mostró un serie de falencias: errores en la aplicación de protocolos sanitarios, mal manejo de los centros de contención y la desprotección del personal de salud que estaba en primera línea del combate contra la pandemia.

Detrás de estas fallas está precisamente la negativa presidencial de escuchar a los expertos y aceptar la asesoría de instancias como el Colegio Médico. Su soberbia, megalomanía y autosuficiencia, han impedido a Bukele atender los argumentos científicos, las críticas médicas y las propuestas académicas.

Y, como dueño de sus verdades absolutas,  el mandatario busca siempre imponerse, en lugar de dialogar, lograr acuerdos e impulsar esfuerzos nacionales que involucren a los demás poderes estatales y a las municipalidades.

Recientemente, el presidente trató de “loco” e “imbécil” a un connotado académico, por poner en duda la veracidad de las cifras oficiales sobre el COVID-19: Óscar Picardo Joao, director académico y de investigaciones de la Universidad Francisco Gavidia (UFG), quien fue profesor de Bukele en la secundaria durante los años noventa.

Donald Trump.

Desde el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación y la revista Disruptiva que dirige en la UFG, Picardo ha investigado permanente y sistemáticamente aspectos sanitarios, sociales y económicos de la pandemia, señalando errores y proponiendo alternativas en el abordaje gubernamental de la misma. Pero la respuesta presidencial ha sido la descalificación y el insulto.

El negacionismo de Trump y Bolsonaro, así como el desprecio de Bukele a los argumentos académicos y científicos, traen el recuerdo del general español José Millán-Astray. En 1936, a inicios de la guerra civil española, en la Universidad de Salamanca, este militar falangista interrumpió un discurso del rector Miguel de Unamuno y gritó: “¡Muera la inteligencia!”.

*Leonel Herrera es director ejecutivo de la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador.

 

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: ramonjimenez169@gmail.com

You must be logged in to post a comment Login