Doctor Elmer Huerta anima a seguir su ejemplo con pruebas de vacuna del Covid-19 

Dr. Elmer Huerta

“Si un médico cree en esto y aconseja, lo menos que puede hacer es también participar”, declara el experto en salud pública,  

Roberto Bustamante (*)

Nueva York-  El reconocido oncólogo Elmer Huerta, quien participa en los estudios clínicos en Estados Unidos en las pruebas de la vacuna contra el Covid-19, será galardonado el próximo 26 de septiembre con el Premio a la Excelencia del Tumi USA Award en la categoría de “Lifetime Achievement Award” y “Héroe” frente al COVID-19.

“Me siento muy contento de recibir una honrosa distinción. Todos tenemos un papel que cumplir y el mío es que nuestra población comprenda lo que es la ciencia”, precisó el doctor Huerta. El ídolo deportivo peruano Teófilo “Nene Cubillas, es el presidente de esta celebración virtual en Miami. La organización Tumi USA cumplirá el 25 aniversario de su creación.

El Doctor Huerta ganó simpatía en la opinión pública cuando se unió a miles de voluntarios – hombres y mujeres – para probar la eficacia de una de las vacunas más avanzadas contra el coronavirus. A la fecha, para la vacuna, se ha experimentado con gran velocidad con animales (etapa preclínica) y luego con algunos cientos de personas voluntarias para descartar posibles efectos secundarios graves.

“Me aplicaron la vacuna el 19 de agosto a través de una inyección en el hombro izquierdo. La verdad no sé si me colocaron la vacuna, o me pusieron el placebo (una combinación de agua con sal). No he sentido ningún efecto desde que me pusieron la inyección”, relata en tono reposado.

“Si un médico cree en esto y aconseja a la gente que lo haga, lo menos que puede hacer es también participar para que el antígeno sea reamente eficaz”, precisó.

Por cerca de tres décadas, el Dr. Huerta desarrolla una labor extraordinaria en mejorar la calidad de vida en el campo científico y médico, mediante el uso de los medios de comunicación para difundir su mensaje de estilos de vida saludables y prevención del cáncer.

Sus programas de radio y televisión en español se distribuyen a nivel nacional e internacional, y se le considera una fuente confiable de información médica para la comunidad latina en Estados Unidos y América Latina. El Dr. Huerta es actualmente colaborador médico de CNN en español. En el Perú, es consejero médico de la cadena radial RPP y de varias estaciones de televisión.

En agosto pasado, el doctor Huerta, de 68 años de edad, se sometió a las pruebas de la vacuna para dar confianza a miles de otros voluntarios para el estudio de las vacunas de la Red de prevención Covid-19 de Estados Unidos. El próximo 14 de septiembre Huerta recibirá la segunda dosis de la vacuna. “Por casualidad me ha tocado acudir al hospital en el que yo trabajo que es el George Washington aquí en la capital en Washington DC”, declaró el conocido científico y experto en salud pública de origen peruano que vive en Estados Unidos.

Se requieren 30 mil personas, de las cuales 15 mil voluntarios recibirán la vacuna, para probar la eficacia de una de las vacunas más avanzadas contra el coronavirus, en un momento en el que los científicos buscan con urgencia la participación de miles de personas con la esperanza de frenar la pandemia.

Todavía en el año 2021 se conocerá científicamente si la vacuna funciona en toda su capacidad, sostuvo Huerta. “Tendrá que determinarse si puede curar y si tiene efectos secundarios o no”, subrayó. “Hasta el momento existen ocho vacunas que han llegado a la fase tres y esto significa que están en la última etapa”. Los científicos desean conocer la seguridad de la vacuna en grupos variados de personas en cuanto a edad, sexo o enfermedades preexistentes. Los voluntarios no tienen que haber sido contagiados por el virus. Además, se realiza una prueba molecular a miles de candidatos.

“En mis programas diarios por televisión y radio, lo que hago es que el público entienda mejor los aspectos de la ciencia y he tratado de convencer a miles de personas para que participen en estos ensayos clínicos”, afirmó Huerta, quien lleva más de 30 años en Estados Unidos practicando medicina. Es un médico muy talentoso y cuenta con cuatro especialidades: medicina interna, oncología, prevención del cáncer y salud pública.

Pruebas clínicas se extenderán más tiempo 

Huerta afirmó que el estudio clínico de la vacuna en el cual participa como voluntario durará dos años. “Yo debo acudir al hospital cada dos meses para que analicen mi sangre y me someta a los estudios”, precisó. Describe diariamente como se siente y mide su temperatura, además, como conductor de programas científicos en medios, comparte esta información y se da tiempo para dar clases como profesor de medicina en la Universidad George Washington.

“Con este acto tan sencillo, habré contribuido a que se desarrolle una de las esperadas vacunas que necesita la humanidad para controlar la pandemia”, refirió a los televidentes en su programa en CNN en español.

Vacunas anunciadas en Washington y Moscú 

En opinión del doctor Huerta, el anuncio de la administración Trump en la distribución de la vacuna contra el Covid-19 a la población estadunidense partir del primero de noviembre, es “una expresión política” en tiempos electorales. “Desde el punto de vista científico, es muy difícil tener lista la vacuna para ese tiempo y que pueda llegar a la población”, insistió el experto en salud pública.

En relación a la vacuna anunciada por el líder ruso Vladimir Putin, el doctor Huerta ha sido muy directo al calificar este hecho como un “evento de marketing político”, por no demostrar un avance científico. “Participan solamente 38 pacientes y recibieron la vacuna en las fases uno y dos, y recién empezarán con la tercera fase”. Afirmó.

Galardonado por el presidente Obama 

Pocos recuerdan cuando el 9 de septiembre de 2013, el doctor Huerta fue distinguido por el presidente Barack Obama como el Campeón de Cambio en Prevención y Salud Pública por su trabajo visionario para eliminar las disparidades en la atención médica entre los grupos minoritarios, especialmente los latinos. El Dr. Huerta es fundador y director del Preventorio de Cáncer en el Washington Cancer Institute del MedStar Washington Hospital Center.

En la Casa Blanca al pronunciar su discurso en esa oportunidad, Huerta puntualizó: “Estoy convencido que necesitamos crear un sistema de atención médica que se centre en la persona sin una enfermedad manifiesta. Un sistema que se basa en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades y no se centra en el enfermo”.

Asimismo, Huerta se convirtió el año 2007 en el primer médico latinoamericano en llegar a ocupar la presidencia de la Sociedad Norteamericana de Cáncer (American Cáncer Society). “Fue una parte importante de mi vida profesional”, confesó. Recordó el doctor Huerta que en el Perú “sembramos la semilla de lo que es el Plan Nacional de Cáncer que en todos estos años se ha convertido en el plan esperanza que da atención a miles de peruanos que luchan contra el cáncer”.

En 2004, el doctor Huerta fundó el programa Preventorio de Cáncer y recibió el Premio a la Innovación en la Prevención del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Su clínica, que solo acepta personas sin síntomas de enfermedad crónica, se estableció para detectar el cáncer en una etapa temprana, cuando es más curable. El centro educa a los pacientes sobre las formas de reducir el riesgo de cáncer mediante comportamientos saludables. El servicio de navegación de pacientes del centro ha sido un modelo de gran éxito para la coordinación de la atención, proporcionando asistencia individualizada para superar las barreras a la atención médica de calidad.  

(*)  Roberto Bustamante es periodista y científico social en Estados Unidos.

You must be logged in to post a comment Login