Actriz Ymac Sumac, leyenda y mito, es la estrella peruana más famosa del mundo 

Imagen publicada en el diario El Comercio del Perú en septiembre de 2016.

La recordamos en los 98 años de su nacimiento 

Roberto Bustamante(*)

Los inmigrantes peruanos le rendimos un homenaje a la extraordinaria diva Yma Sumac en la celebración de su nacimiento. Si aun estuviera con vida, este mes el icono de la música internacional estaría cumpliendo 98 años de edad.

También es digno reconocer al musicólogo y compositor Moisés Vivanco Allende, su esposo, artífice de sus triunfos (1918-1998). Sobrevive su hijo Papuchka Charles Vivanco, cantante y productor estadounidense.

El nombre verdadero de Ymac Sumac, (en quechua “que bella”) es Zoila Augusta Emperatriz Chávarri del Castillo, nacida en Perú el 13 de septiembre de 1922, en Cajamarca, distrito de Ichocán. Años después, un periodista descubrió su partida de nacimiento en el primer puerto del Callao.

Yma Sumac

La maravillosa cantante, conocida por su inusual registro vocal, único en el mundo, llegó a Estados Unidos por la década de 1940. Puso toda su tenacidad y pasión para alcanzar el Sueño Americano. Su legado artístico y musical pertenece al mundo.

Como inmigrantes que somos parte de la diáspora peruana en Estados Unidos, reconocemos y recordamos su brillantez como sobresaliente soprano que ganó fama mundial por su increíble registro vocal y sus versiones modernas de la música folklórica peruana, que hasta hoy se escuchan en las emisoras en Nueva York. Se afirma que Yma Sumac logró el alto registro de cinco octavas en un momento que una cantante de ópera solamente llegaba a dos octavas y media.

Yma Sumac es una leyenda y un mito. Salía al escenario con trajes llamativos con motivos incaicos, bañados de oro y plata, diseñados para dar la sensación y apariencia de ser una princesa descendiente del Inca Atawallpa.

“Soy mitad peruano, y tengo que decir que de Perú salió la voz más maravillosa y espectacular de la historia de la música, Yma Sumac”, podemos leer en las redes sociales. “Su historia debería de estar en los libros de historia del Perú”, aseveró un cibernauta.

Es irónico y hasta incongruente que, en el Perú, su propio país de origen, Ymac Sumac y el productor musical Moisés Vivanco no sean rememorados. Su nombre no figura en los textos escolares, no existe una calle, un parque ni una fotografía suya en un museo para recordar la memoria y la contribución cultural y el enorme prestigio que esta pareja le dio al Perú desde la década de los 50.

“Yma Sumac, causó sensación como cantante de otro mundo que vendió millones de discos, apareció en el escenario y en películas, llenó salas de conciertos en sus giras por Europa”, comentó The New York Times.

En sus primeros años en Nueva York, Yma Sumac empezó desde muy abajo. Actuaba con el Trío Inca Taky, con Moisés Vivanco a la guitarra y Cholita Rivero, prima de Yma Sumac, cantando como contralto y bailando, según sus biógrafos.

Yma Sumac, Moisés Vivanco y un elenco de artistas.

Aprendió de las criaturas del bosque 

Cuentan sus biógrafos que la niña Zoila fue una autodidacta que, con gran disciplina, desarrolló una técnica admirable. “Las criaturas del bosque me enseñaron a cantar,” comentó la soprano en una entrevista con Newsday en 1989.

“Con su altísimo registro y sus costumbres pródigas, Yma Sumac trajo su exótica presencia a las audiencias americanas de los años ’50”, escribió Dan Collins, corresponsal de la BBC en Lima.

“Los íconos culturales Yma Sumac y Moisés Vivanco desplegaron estratégicamente una imagen mítica del Perú para satisfacer la insaciable demanda extranjera de lo exótico, en auge en Estados Unidos y Europa durante la posguerra”, aseveró Carmen McEvoy, historiadora y ex embajadora de Perú en Irlanda, próxima a publicar un libro acerca de Yma Sumac.

Yma Sumac, Gran Mariscal del Desfile de la Hispanidad 

Yma Sumac deslumbró como Gran Mariscal en el multitudinario Desfile de la Hispanidad por la Quinta Avenida de Nueva York, donde recibió la ovación de miles de neoyorquinos en octubre de 1975.

“La vi desfilar en la quinta avenida, se veía muy atractiva y el público trataba de acercarse a ella”, relató Luz Pereira, residente por muchos años en Nueva York, conocida estudiosa del folklore peruano y directora del Grupo de Danzas Pachamama. “Después por los años 80, junto con mis padres Julia de Pereira y Dionisio Pereira, nos quedamos impresionados al verla cantar en Manhattan, en el Ball Room restaurant, del empresario Augusto Rojas Lombardi”, agregó.

En el Paseo de la Fama de Hollywood 

Es la única peruana cuyo nombre aparece en el Paseo de la Fama de Hollywood en la emblemática ciudad californiana. En mérito a su actuación en películas como Secretos de los Incas (1954) y Música para siempre (1956), y la única latinoamericana hasta aquel momento en haber actuado en una obra musical de Broadway (Frahooley, en 1951). Por si esto fuera poco, sus producciones disqueras fueron la más exitosas.

En Estados Unidos, no todo fue color de rosas para Yma Sumac y Moisés Vivanco. Hubo momentos muy difíciles que afrontar y por un tiempo tuvieron que trabajar en la comercialización de pescado. Un cambio favorable llegó al firmar contratos con Capital Records y presentaciones artísticas en el Carnegie Hall, Hollywood Bowl y Royal Albert Hall.

Film Secreto de los Incas con Yma Sumac.

Yma Sumac, nuestra estrella mundial, será por siempre una artista memorable, porque como señaló el crítico musical Glenn Dillard Gunn en el periódico TheTimes Herald, “tales voces sobrevienen sólo una vez en una generación”.

Realizó giras por Europa y Japón vestida con atuendos incas, dejando pasmado al público. “En Londres llenó 80 veces los más grandes auditorios y en toda Europa fue un éxito total. Fue invitada a Rusia y terminó haciendo una gira de seis meses por 40 ciudades. En el teatro Mikado de Japón tuvo como teloneros a Frank Sinatra, la diva alemana de Hollywood Marlene Dietrich y al Ballet Lido de Paris, comentan sus admiradores en Youtube.

Sus mejores canciones 

Según los críticos, figuran como sus mejores albums y canciones: High Andes (Ataypura) con la orquesta conducida por Leslie Baxter; Jibaro; Bo Mambo; Malambo y Chuncho (The Forest Creatures). Uno de sus mejores álbumes es Gopher Mambo (1954).

Poder mágico de su destino

En Nueva York, Yma Sumac fue muy generosa con sus paisanos. En abril de 1941 antes de una actuación, agasajó al cajamarquino Nazario Chávez Aliaga, en el hotel Pierre.

“La voz de Yma Sumac es la expresión auténtica del alma de la raza americana con todas sus grandes virtudes y el poder mágico de su destino” declaró el entonces diputado por Cajamarca Chávez Aliaga, según notas periodísticas de la época publicadas en Lima.

Su último viaje al Perú se efectuó en 2006, donde finalmente después de varias décadas se le rinde un grandioso homenaje y se le condecora con la Orden del Sol.

(*) Roberto Bustamante es periodista y científico social y reside en los Estados Unidos. 

You must be logged in to post a comment Login