Suertudos  

El presidente mexicano André Manuel López Obrador en su segundo grito. Foto: cortesía TG.

 

Por Teresa Gurza

 

He escrito ya, que los mexicanos somos muy suertudos y tengo nueva razón para ratificarlo.

¿Sabía usted de otro país cuyo presidente anuncie durante meses la rifa de un avión, pero que impunemente se quede con él y entregue a los ganadores solo una pequeña parte de su precio?

¿De algún mandatario que asegure no ser rencoroso y estar en contra de que se castigue a cinco presidentes a los que emula, pero que hace lo que puede para lograr que eso ocurra?

Pues ¡Viva México! porque ese único, es el nuestro.

Primero atosigó con los expresidentes, en las mañaneras; después, llamó a sus seguidores a firmar una solicitud de juicio que terminaría en cárcel y al no juntar la cantidad de firmas que imaginó, él mismo lo pidió.

Y la cereza de este pastel de incongruencia, la colocaron diputados de su partido; promocionaron la consulta pública para el juicio en manojo, pero hicieron al mismo tiempo un proyecto de ley de amnistía para perdonarlos.

Qué cosas.

Por ser semana de fiestas patrias, me concentraré en la felicidad de que al fin se haya rifado lo que haya sido; para poder olvidar esa carísima mafufada, de la que apenitas si se sacaron los 200 millones necesarios para los cien cachitos premiados.

Descansaremos del tema, pero no de los gastos de ese elefante volador que tiene 22 meses estacionado, sirviendo solo para propaganda.

Y lástima Margarito, porque no quedará nada para equipar hospitales; como había prometido el que se siente dueño del mar y sus pescaditos.

Característica de AMLO es explotar cualquier asunto que le rinda frutos, mientras va soltando los que le incomodan.

Como el de Lozoya, del que ya no dice ni pío; y el de su carnal Pío, del que ignoramos si es investigado por ilegalmente solicitar y recibir, “donaciones” para su hermano presidente y su partido.

Lo que seguro continuarán, son las befas a Calderón; porque permiten a ambos, sobarse sus neurosis y al ex, continuar presente en los medios.

Pero sería buen regalo de fiestas patrias, que se subieran a un verdadero ring y dieran espectáculo, hasta morir.

Cansaron también, las ocurrencias sobre la pandemia que no iba a llegar y llegó y que se tenía domada, y está brava y presente.

Suena a burla que bordeando 72 mil muertos y 700 mil contagiados, el que tan mal la enfrentó haya sido el condecorador del personal de salud.

La que me preocupa que no llegue, es la vacuna; porque en el Presupuesto de Egresos 2021, no están los recursos para comprarla y puede convertirse en otro conflicto que agregar, a los existentes.

¿Serán ellos signo de que se acaba la suerte que ha tenido este gobierno?

Veamos:

*Disfrazado de lucha por la dirigencia de Morena, el pleito por el control de las millonarias prerrogativas es con todo.

*La economía nacional, está en el suelo y los pobres aumentan en número y carencias.

*La Comisión Nacional de Derechos Humanos no da solución a las víctimas.

*Impunidad, inseguridad y violencia, feminicidios y asesinatos en todo el país, conforman el año más violento de nuestra historia.

El famoso avión presidencial que fue “rifado”.

 

*No se resuelve el agua de Chihuahua y puede estallar el norte.

*Las deterioradas relaciones presidenciales con los mexicanos pensantes, empeoraron por el insolente desplante que contra Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, tuvo el gerente editorial del Fondo de Cultura Económica y que AMLO ha tácitamente, avalado.

*Se registran dos agresiones al día, contra periodistas.

*Los senadores “recuperaron” dieta y aguinaldo, que les habían recortado los diputados; y cada uno recibirá a fines de este año de austeridad, 610 mil pesos.

*Varios miembros del gabinete no atinan a nada, que no les reditué beneficios personales.

*Siguen sin justificarse, 223 millones de pesos del municipio de Macuspana, tierra de López Obrador; y está implicada su cuñada.

*Quien presume que su pecho no es bodega difundió sin discreción ni respeto, que Cuauhtémoc Cárdenas padece Covid-19.

No debiera extrañarnos que suceda todo lo anterior, porque quienes dicen ser diferentes a los anteriores son su prolongación y más que iguales; y siguen ejemplos que les llegan desde arriba.

Pero como si nada de eso contara, la alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores, se arrastra ante “el señor presidente” diciéndole que “solo cada 100 años, nace un líder como él.”

Así son las cosas y así se nos fue la suerte a los millones de mexicanos que solo coincidimos con López Obrador, por vivir al mismo tiempo en el mismo país.

 

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, Managing Editor de MetroLatinoUSA.Com (MLN). Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia (UDC). Email: ramonjimenez169@gmail.com

You must be logged in to post a comment Login