Activistas latinos de Virginia preocupados por política divisiva del gobernador Youngkin

Karen Vallejos Corrales, directora ejecutiva del Proyecto DREAM. Escuchan Walter Tejada y Beatriz Amberman, dirigentes de organizaciones latinas de Virginia. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Dirigentes de organizaciones que trabajan con los asuntos concernientes a los latinos del norte de Virginia mostraron su preocupación y decepción, por el patrón divisivo que está adoptando el gobernador estatal Glenn Youngkin.

Algo que más les preocupa es la decisión que tomó Youngkin de redistribuir fondos destinados a los latinos residentes del estado así como a estudiantes inmigrantes, algunos de ellos beneficiarios del programa DACA, que es ofrecido a jóvenes que llegaron de niños a este país y no cuentan con un estatuto migratorio permanente.

“Con esta deplorable decisión, el gobernador escogió empujar la carpeta de los pies de estudiantes latinos e inmigrantes; muchos de ellos vienen de hogares de bajos recursos. Estos estudiantes están entre los mejores y brillantes que se gradúan de nuestras escuelas secundarias”, destacó Walter Tejada, presidente del Consejo de Líderes Latinos (VLLC).

“¿Por qué el gobernador se tomó esa decisión? ¿Cuál fue el motive principal?”, se preguntó Tejada, en la rueda de prensa que tuvo lugar este miércoles en un restaurante ubicado en la Columbia Pike, al sur de Arlington.

Señalaron los líderes comunitarios que el 21 de julio Youngkin anunció un excedente presupuestario de casi 2 mil millones de dólares.

Sin embargo, el gobernador decidió quitar 10 millones de dólares presupuestados anteriormente para las becas de los estudiantes latinos inscritos al programa DACA, y en su lugar otorga esos fondos a colegios y universidades afroamericanos.

“No se debe sacrificar una comunidad por otra en aras de un beneficio político personal. Es lamentable que algunos líderes políticos ‘mordieron el anzuelo’ y decidieron unirse a este juego de división”, criticó Beatriz Amberman, presidenta de la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO).

“La comunidad latina apoya el financiamiento de la educación para todos nuestros jóvenes, punto, y movilizaremos a nuestra comunidad para elegir a líderes que unan, no que dividan”, agregó.

Explicó Amberman que las personas que se benefician con DACA aportan miles de millones de dólares a la economía de Estados Unidos; ya que pagan 47 millones de dólares en impuestos locales y estatales, y más de 70 millones en impuestos federales.

Hareth Andrade, una de las beneficiarias del programa DACA quien ahora trabaja para una organización. Sentados (de izq. a der.) Karen Vallejos Corrales, directora del proyecto Dream; Walter Tejada, presidente de VLLC; y Beatriz Amberman, presidenta de VACOLAO. Foto: Ramón Jiménez.

Para Hareth Andrade, una beneficiaria del programa DACA, es necesario que más latinos, en particular los jóvenes, que participen más en política y se registren para votar en las próximas elecciones generales de noviembre, para elegir a los delegados (diputados) que se necesitan.

“En política no se puede ignorar que lo que hizo [el gobernador Youngkin], es una táctica para dividir a las comunidades”, dijo Andrade.

Amberman también se mostró en desacuerdo con la decisión tomada por Youngkin, porque va en perjuicio de los latinos.

“Instamos al gobernador y a los líderes electos de Virginia a que restablezcan los fondos de becas para los latinos y amplíen los fondos para la educación en beneficio de todos los grupos diversos. Los casi 2 mil millones de dólares de excedente presupuestario, hacen que esto sea realizable”, recomendó Amberman.

Delegado Alfonso López

En la conferencia estuvo presente un legislador de la Casa de Delegados (Asamblea Legislativa) de Virginia.

“Orgulloso de respaldar al Consejo de Líderes Latinos de Virginia en su condena al gobernador Youngkin, por su cínico y completamente innecesaria redistribución de fondos del Estado, previamente reservados para los estudiantes soñadores [beneficiarios del programa DACA]”, dijo el delegado  Alfonso López, quien representa al Distrito 49 de Virginia.

“La enmienda 8del gobernador es fea, innecesaria, y cínicamente lanza a las necesitadas poblaciones estudiantiles una en contra de la otra”, agregó.

Los conferencistas hicieron un llamado a la comunidad latina, independientemente de su afiliación política, para que se unan a la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia en defensa de la igualdad de derechos, justicia y representación de los latinos en el Estado.

Consideran que con el recorte al presupuesto que ya estaba asignado, no solamente se está perjudicando a las personas con DACA, al quitarle las becas, sino que también están perjudicando a las economías locales, las comunidades y escuelas, así como a los empleadores y las empresas que dependen de esos jóvenes como trabajadores y clientes.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados