Bebé muere abandonado en un auto y su padre se suicida

Foto ilustrativa tomada de Google que no tiene nada que ver con el fatal incidente de este reportaje.

Redacción MLNews

Un pequeño de 18 meses murió asfixiado tras ser abandonado en un auto y luego su padre se suicidó de un tiro a la cabeza.

La tragedia ocurrió en el condado de Chesterfield, ubicado a unos 30 kilómetros al sur de Richmond, la capital estatal de Virginia.

La policía de ese condado recibió una llamada a las 11:30 de la mañana del  martes. Al llegar las autoridades a la casa encontraron al niño de 18 meses y a su padre muertos, según dio a conocer el teniente coronel Chris Hensley.

“En algún momento, durante el día, el padre, que fue encontrado muerto en el patio trasero, había dejado al niño en el automóvil por algún tiempo, lo que provocó su muerte”, señaló Hensley.

Las autoridades también dijeron a través de un comunicado que “cuando el padre descubrió al niño muerto en el vehículo, regresó a la casa y llevó al niño adentro de la residencia. Luego salió al patio trasero y se pegó un tiro”. Los nombres de los dos fallecidos no se dieron a conocer.

La temperatura en esa zona el día de la tragedia era de unos 27,2 grados Celsius (unos 81 grados Fahrenheit), suficiente para calentar en exceso a un auto y causar la muerte a los pocos minutos.

Según datos del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, en promedio, 38 niños menores de 15 años mueren de insolación cada año al ser abandonados en un automóvil.

Por su parte de la Administración Nacional de Seguridad del Trafico en las Carreteras, la temperatura corporal de los niños aumenta mucho más rápido que la de los adultos, y pueden comenzar a sufrir un golpe de calor cuando su temperatura alcanza los 40 grados Celsius (104 Fahrenheit), mientras una temperatura de 41 puede ser fatal.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados