El liderazgo de Rubio sobre el clima ha dejado a los latinos en riesgo

Fotos cortesía del senador Marco Rubio (camisa blanca), quien revisa daños tras el huracán Ian. 

Por Jessica Ordóñez-Lancet/Climate Power

Washington, D.C. – El senador Marco Rubio ha hecho prácticamente un recorrido por los medios de comunicación tras el huracán Ian, afirmando que la ayuda al desastre climático “es algo con lo que no podemos jugar” y hablando de un “evento que cambia el carácter”. Pero cuando se trata de acciones, está claro que ha ignorado deliberadamente el impacto del cambio climático en su estado y el hecho de que los latinos en Florida son los más afectados por la crisis climática, mientras deja que los contaminadores sigan calentando las aguas de la región. Esto no es de extrañar considerando que ha recibido 1,5 millones de dólares en donaciones de petróleo y gas a lo largo de su carrera como senador.

“El senador Rubio es un hipócrita. Habla de la importancia de la ayuda en caso de catástrofes climáticas, mientras que en el pasado no la ha apoyado y fue uno de los primeros republicanos en oponerse a la Ley de Reducción de la Inflación, un proyecto de ley que reducirá severamente las emisiones que calientan el océano y causan estos eventos climáticos extremos”, dijo la Directora de Compromiso Latino de Climate Power, Antonieta Cádiz. “El senador Rubio ha fallado a los latinos en su estado y en todo el país, es el espejo del liderazgo fallido”.

A pesar de que los científicos están unánimemente de acuerdo en que el cambio climático agravó el huracán Ian y hace que las tormentas devastadoras sean peores y más probables, el senador Rubio ha dejado constancia de que niega la realidad del cambio climático provocado por la actividad humana. Siguiendo un patrón de alineación con los jefes del partido, como los hermanos Koch, que niegan el cambio climático, también se ha opuesto a todas las propuestas importantes para abordar el cambio climático y mejorar la resiliencia climática que han pasado por su escritorio:

Votó en contra de la Ley de Reducción de la Inflación, que es la mayor inversión en la historia de Estados Unidos para acelerar la transición hacia el abandono de los combustibles fósiles que calientan el clima.

Votó en contra de la Ley Bipartidista de Infraestructuras, que proporcionaba miles de millones de dólares en fondos para hacer a las comunidades más resistentes a los desastres climáticos como el huracán Ian.

El jueves, se perdió una votación en el Senado que incluía 18.000 millones de dólares en dinero de ayuda de FEMA destinados a la respuesta al huracán Ian, en marca para un senador que se pierde cuatro veces el número promedio de votos de un senador estadounidense.

Retuvo la ayuda desesperadamente necesaria para el huracán Sandy en 2012 por una disputa política.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados