Grandes divas del cine que ya se fueron y las que quedan

Raquel Welch. Foto Google.

Redacción MLNews

Con la muerte de Raquel Welch este 15 de febrero quedan muy pocas beldades del cine que brillaron con todo su esplendor en las décadas de 1960 y 1970.

Welch nació en Chicago, Illinois —de madre estadounidense y padre boliviano—, y murió a los 82 años en Los Angeles, California, debido a una “breve enfermedad”.

Muchos la recuerdan solo como «sex symbol’, pero Welch marcó a la industria con interpretaciones que consiguieron que su nombre quedara grabado para siempre en el mundo del cine.

La estrella, que saltó a la fama tras su participación en la película «Un millón de años antes de Cristo», fue un ícono de la edad de Oro de Hollywood.

La revista Playboy la coronó como «la mujer más deseada de los años 70», a pesar de que nunca apareció completamente desnuda en esa publicación. En 2013, ocupó el segundo puesto en la lista de «Las mujeres más atractivas de todos los tiempos», de Men’s Health.

Otra de las grandes divas del cine que ya se fueron para siempre es la italiana Gina Lollobrigida, quien nació en la ciudad de Subiaco y murió en Roma a los 95 años, el pasado 16 de enero. Era muy reconocida por los estadounidenses amantes del cine y por su belleza.

Gina Lollobrigida. Foto Google.

 

Actoralmente, Lollobrigida logró ser reconocida con varios galardones, entre ellos siete premios David de Donatello (cuatro de ellos honoríficos), un Globo de Oro, siete premios Bambi, un premio del Festival Internacional de Berlín, un Premio Henrietta, y una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

También la actriz húngara Zsa Zsa Gabor, pasó a la inmortalidad en el 2016 a los 99 años, de un paro cardiaco. Aunque nació en la capital húngara Budapest, falleció en el Centro Médico Ronald Reagan de la Universidad de California en Los Ángeles.

Zsa Zsa Gabor. Foto Google.

Para muchos críticos Gabor fue más famosa por sus muchos matrimonios, apariencia personal, su manera de expresarse y otros factores a su favor, que por su carrera en el cine.

Sin embargo, todavía viven para contar sus maravillosas carreras artísticas la italiana Sofía Loren, quien en la actualidad cuenta con 88 años y vive en Roma, la ciudad donde nació.

Sofía Loren. Foto Google.

Todavía hace dos años recibió el premio Donatello por su trabajo en “La vida ante si”, la que se puede ver en Netflix. Pero en su larga carrera recibió dos Oscar como mejor actriz, una de las películas galardonadas fue “Dos mujeres”.

A pesar de que en sus comienzos le decían que era imperfecta para el cine por su boca grande, nariz larga, demasiado alta y muy flaca, entre otros calificativos, se impuso con su talento.

A pesar de su fama a nivel mundial y sus decenas de películas en que participó, Loren estuvo en la cárcel en 1982 por presentar las declaraciones de impuestos con algunas fallas; por lo que tuvo que estar recluida durante un mes.

Pero ese caso especial no la detuvo y siguió participando en el cine y haciéndose acreedora de reconocimientos por su larga trayectoria.

De igual manera, otra de la beldades que aún viven es la francesa Brigitte Bardot, quien nació en París y en la actualidad cuenta con 88 años.

Además de actriz Bardot también fue cantante y escritora, pero en la actualidad se ha retirado del espectáculo. En sus mejores tiempos fue reconocida como ícono de la moda y símbolo sexual a mediados del siglo XX.

Brigitte Bardot. Foto Google.

En la actualidad es activista de los derechos de los animales, fundadora y presidenta de una fundación que lleva su nombre.

Su trayectoria como actriz comenzó en 1952. Su primer éxito fue al protagonizar Y Dios creó a la mujer, dirigida por Roger Vadim en 1957, la cual obtuvo reconocimiento internacional y aunque no es su primera película, es ampliamente reconocida como el vehículo que logró llevarla al centro de atención pública.

Luego, protagonizó la película de Jean-Luc Godard de 1963 Le Mépris. En la actualidad, sigue siendo un importante ícono de la cultura popular.

También la actriz y cantante alemana Elke Sommer, brilló en las décadas de 1960 y 1970, y catalogada como un símbolo de belleza cinematográfica. Fue en un viaje de vacaciones en Italia que Sommer fue descubierta por el director de cine Vitorio De Sica.

Elke Sommer. Foto Google.

Gracias a su belleza y voluptuosidad comenzó a aparecer en películas a finales de 1950. Se convirtió rápidamente en un símbolo sexual y se mudó a Hollywood en la década de 1960. Se convirtió en una de las actrices más populares de la época, y posó para varias revistas ilustradas, incluyendo la revista Playboy en septiembre de 1964 y diciembre de 1967.

Actualmente Sommer se dedica a cultivar idiomas —es políglota pues domina siete idiomas—, y a pintar cuadros y es influenciada por Marc Chagall.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados