La mayoría de los 21 muertos en Uvalde, Texas son niños latinos

Foto: cortesía Democracy Now!

Un total de 19 menores y dos docentes asesinados a disparos en una escuela primaria de la ciudad de Uvalde, Texas son latinos, incluyendo las dos maestro.

El ataque ocurrió en la escuela primaria Robb y fue perpetrado por un joven de 18 años que asistía a la escuela secundaria de Uvalde. Las familias han comenzado a compartir los nombres de algunas de las víctimas.

Estas son algunas de ellas: Uziyah García, de nueve años; Amerie Jo Garza, de diez años; José Flores, de diez años; Xavier López, de diez años; y Annabell Guadalupe Rodríguez, de diez años. La lista de víctimas identificadas también incluye a las docentes de cuarto grado Eva Mireles e Irma García.

La escuela primaria Robb es un centro educativo al que asisten alrededor de 600 estudiantes y solo cuenta con tres grados de educación primaria: segundo, tercero y cuarto. Alrededor del 90% del estudiantado de la escuela proviene de la comunidad latina. El último día de clases del año escolar estaba previsto para este jueves. El superintendente del distrito escolar, Hal Harrell, habló este martes tras el ataque.

Hal Harrell: “Mi corazón está destrozado. Somos una comunidad pequeña y necesitaremos sus oraciones para que nos ayuden a superar esto”.

El atacante ha sido identificado como Salvador Ramos. Según se informa, Ramos compró al menos una de sus armas el día en que cumplió 18 años, a principios de este mes. El atacante fue abatido por la policía en las instalaciones de la escuela. Antes de perpetrar la masacre, ese mismo día, Ramos había disparado y herido de gravedad a su abuela.

El ataque del martes fue el tiroteo escolar más mortífero desde la matanza ocurrida en la escuela primaria Sandy Hook del estado de Connecticut, cuando un joven armado de 20 años mató a disparos a 26 personas, incluidos 20 menores de entre seis y siete años. El martes por la noche el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronunció un discurso a la nación.

Presidente Joe Biden: “Como país, tenemos que preguntarnos: ¿Cuándo, por el amor de Dios, vamos a hacerle frente al lobby de la industria de las armas? ¿Cuándo, por el amor de Dios, vamos a hacer lo que todos sabemos que tenemos que hacer?”.

El tiroteo en Uvalde se produjo solo diez días después de que un joven de 18 años que se describe a sí mismo como supremacista blanco abriera fuego en una tienda de comestibles situada en el corazón de la comunidad afroestadounidense de la ciudad de Búfalo.

El atacante mató a disparos a diez personas, todas ellas negras. El martes se llevó a cabo un funeral en honor a Celestine Chaney, de 65 años.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados