Se reanuda el juicio político contra Trump

Se reinició al mismo tiempo que un manuscrito filtrado de nuevo libro de Bolton refuerza las acusaciones demócratas.

Mientras el histórico juicio político contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa esta semana, el domingo surgieron nuevas y explosivas revelaciones sobre la decisión tomada por Trump de suspender la ayuda brindada a Ucrania.

El periódico The New York Times informa que el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton escribió en su libro de próxima publicación que en agosto Trump le comunicó personalmente que quería continuar reteniendo casi 400 millones de dólares de asistencia en materia de seguridad hasta que Ucrania hiciera entrega de materiales relacionados con el exvicepresidente Joe Biden y con partidarios de Hillary Clinton en Ucrania. Los informes están basados en un manuscrito del libro de Bolton que fue filtrado.

Trump acudió a Twitter poco después de la medianoche del lunes para negar dichas afirmaciones, escribiendo: “NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estaba vinculada a las investigaciones sobre los demócratas, incluidos los Biden. De hecho, nunca se quejó de esto en el momento de su muy público despido. Si John Bolton dijo eso, fue solamente para vender más libros”.

Esto se produce al tiempo que el equipo de la defensa de Trump está reanudando sus argumentos iniciales hoy, tras utilizar el sábado solo dos horas de las 24 horas asignadas. El abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone argumentó que la llamada telefónica que mantuvo Trump en julio con el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, no vinculaba explícitamente la asistencia con las investigaciones, y acusó a los demócratas de intentar “revertir los resultados de las últimas elecciones”. Estas son las palabras del abogado personal de Trump Jay Sekulow, quien habló ante el Senado el sábado.

Jay Sekulow sostuvo: “Realmente pretendemos mostrar en los próximos días que la evidencia de que el presidente no hizo nada malo es realmente abrumadora. […] Este caso no se trata realmente de irregularidades presidenciales. Todo este proceso de juicio político es sobre la insistencia de los fiscales demócratas de la Cámara de Representantes de que son capaces de leer los pensamientos de todos, de leer la intención de todos, incluso cuando los oradores principales, los propios testigos, insisten en que esas interpretaciones son erróneas”.

Los senadores están preparándose para votar esta semana sobre si pueden presentarse nuevas pruebas y testigos en el juicio político contra Trump. Cuatro republicanos tendrían que ponerse del lado de los demócratas y votar a favor de la medida. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados